Opinión | La pretensión del PRI de ser diferente con ‘los mismos’

Las declaraciones y señalamientos de los regidores priistas, Daniela Soto Hernández y David Payán Guerrero, en torno a algunos perfiles que propone el Partido Revolucionario Institucional para el proceso electoral en curso, tomando en cuenta los espacios que le tocan en la alianza “Va por México”, revivieron el descontento que existe al interior del tricolor por la manera en la que -según aseguran una gran cantidad de priistas- se ha manejado este partido por parte de su actual dirigente Luis Enrique Benítez Ojeda, desde hace tiempo lo acusan y lo hacen responsable del alejamiento de reconocidos cuadros partidistas, inclusive de la renuncia de varios de ellos.

El enojo, ira, desilusión y demás sentimientos que se despertaron entre una buena cantidad de priistas por la presunta designación de dos añejos cuadros del PRI a sendos distritos locales se hicieron presentes y patentes con las declaraciones que realizaron varios de ellos, estos dos “resucitados” son ni más ni menos, que los “tocayos” Ricardo López Pescador y Ricardo Pacheco Rodríguez, ambos políticos maduros que han tenido la oportunidad de ser diputados locales, federales, Pacheco en el Senado, y varios puestos más, gracias al partido Revolucionario Institucional, a la CTM, organización que Pacheco Rodríguez encabeza en el estado de Durango, y a Ismael Hernández Deras, es decir a la CNC, en donde por algún tiempo, López Pescador encontró cobijo, y gracias a su relación con Alejandro Moreno “Alito”, dirigente nacional del tricolor se desempeña en una secretaría adjunta y como delegado en el estado de San Luis Potosí, aunque, ya se le “descobijó” un poco cobijada intención de volver al Congreso local, aunque según se sabe, su “tirada” era el Congreso de la Unión.

Por esto, cuando alguien pregunta que, si esta alianza con el PAN y con el PRD puede ocasionar división al interior del tricolor, la mayoría responde con otra pregunta: ¿Más? Esto ya no llega ni “secreto a voces” las confrontaciones entre los grupos son más que evidentes desde hace mucho tiempo, más de lo que se pensara, lamentablemente con la reciente muerte de dos priistas “de cepa” afloraron sentimientos y rencores que parecían superados, aunque por lógica, los agraviados son los que se la siguen guardando a quienes, en algún momento, abusaron del nuevo poder que significan los cambios, además de esto, el Revolucionario Institucional sigue sin entender las nuevas necesidades, el cambio de aires, los tiempos nuevos, tristemente dicen una cosa y hacen otra, nada de nuevas generaciones, de nuevos cuadros, parece que los lugares van a ser para los mismos, sin importar que la sociedad hoy esta mas despierta que nunca, pasando por alto la lección que les dio el pueblo mexicano después del 2016, lección que por desgracia nos está costando a todos los mexicanos, como dice la ya trillada frase “el peor gobierno en el peor momento”, ahora trataran de regresar con otro discurso, con nuevos planes y proyectos y de ser necesario con la disculpa y el perdón por delante, lo malo de todo esto, es que, según se ve, son los mismos desde hace años, bien lo señaló la actual regidora del Revolucionario Institucional, Daniela Soto, “van a postular a gente que ya ocupaba espacios antes de que yo naciera”, ahora hay que esperar la lista de los otros dos partidos, los cuales al parecer, “no cantan mal las rancheras”.

Puedes comentar con Facebook
Anuncios