Opinión | Las mujeres en la Revolución Mexicana

En primer lugar, quiero expresar un reconocimiento a las soldaderas de la Revolución, a aquellas mujeres abnegadas que abrazaron incondicionalmente la lucha revolucionaria al lado de sus compañeros de vida que fueron los soldados de los ejércitos revolucionarios, a aquellas mujeres que encendían las fogatas y sobre los tinamastes preparaban los alimentos y compartían con sus hombres las penurias que implicaba la guerra revolucionaria, desatada por el pueblo oprimido por la tiranía del porfiriato. Ciertamente, los líderes revolucionarios como Madero y Carranza, así como los líderes del pueblo que fueron Villa y Zapata, escribieron sus hazañas para la eternidad de la historia de México; pero también hubo mujeres que se significaron por su entrega, por su valor y por su inteligencia, en las causas de la Revolución. Mujeres que se jugaron la vida en los campos de batalla y lograron coronar su frente con las insignias de los grados militares. Mujeres que aportaron su pensamiento y trazaron la ruta de su lucha legítima por la dignificación de su existencia como mujeres, con espíritu igualitario con los varones. Son muchas las mujeres que destacaron durante la guerra revolucionaria, en sus dos etapas, la Maderista y la Constitucionalista. Pasaremos revista de algunas de esas mujeres que supieron hacer historia.

Juana Belem Gutiérrez.- Nació en San Juan del Rio, Dgo. y fue precursora de los ideales de reivindicación de la mujer; luchó en las trincheras del periodismo contra la dictadura porfiriana. Se incorporó a las filas Zapatistas y se dice que formó parte del equipo que redactó el Plan de Ayala. Carmen Serdán.- Nació en Puebla y participó en la lucha política anti reeleccionista, junto con su familia, apoyaron a Francisco I. Madero en su convocatoria a la Revolución; pero dice la historia, que el 18 de noviembre de 1910, la familia Serdán fue atacada violentamente por los esbirros porfiristas; su hermanos Aquiles y Máximo perdieron la vida y Carmen lucho con bravura en defensa de los ideales democráticos de la Revolución. Hermila Galindo Acosta.- Nació en Lerdo, Dgo., fue precursora del feminismo mexicano que buscaba la igualdad entre hombres y mujeres. Fundó la revista La Mujer Moderna en la que planteaba sus ideas de igualdad de género. Fue secretaria particular de  Venustiano Carranza y presentó una propuesta para que en la Constitución de 1917 se reconocieran los derechos políticos de la mujer, argumentando lo siguiente “Es de estricta justicia que la mujer tenga el voto en las elecciones de las autoridades, porque si ella tiene obligaciones con el grupo social, razonable es, que no carezca de derechos. Las leyes se aplican por igual a hombres y mujeres…  Así pues, para las obligaciones, la ley la considera igual que al hombre, solamente al tratarse de prerrogativas, la desconoce y no le concede ninguna de las que goza el varón”.  Adela Velarde.- Nació en Chihuahua y se incorpora a la Revolución como enfermera, al lado de Leonor Villegas. Se distinguió por su abnegación en la misión que se impuso de atender y curar a los heridos en las batallas de aquella cruenta guerra revolucionaria –la tradición nos legó la hermosa canción “ADELITA” que cantaban las tropas revolucionarias-. Valentina Ramírez Avitia.- Nació en Durango, Dgo., se alisto en las fuerzas Maderistas y se dice que tuvo que vestirse de hombre para combatir en los campos de batalla; muy pronto ascendió a teniente y dice la leyenda que llegó al grado de Coronela. Cuenta la historia que el final de su vida fue muy triste, pues vivió en la marginación y el olvido. Ojalá pronto se reivindique su nombre y sea honrada como corresponde a la justicia histórica. Elvia Carrillo Puerto.- Nació en Motul, Yucatán y fue una destacada feminista que lucho por la igualdad de los derechos políticos de la mujer. También propuso que en la Constitución de 1917 se incorporara el derecho al voto de la mujer. Fue electa diputada en el Congreso de Yucatán en 1923; es decir, fue de las primeras legisladoras de nuestro país. Emiliano Zapata recibió en su ejército a algunas mujeres muy valiosas que lucharon por las causas agrarias; baste mencionar a Dolores Jiménez y Muro, Elisa Acuña y Rosetti y desde luego a la duranguense Belem Gutiérrez. También cuenta la leyenda de la Revolución, de una mujer a la que llamaban Marieta, de quien se dice que nació en Oaxaca y que era una mujer coqueta, que lucho en las filas de Pascual Orozco y que realizaba actividades de espionaje para las tropas revolucionarias.

Finalmente, quiero hacer estas reflexiones sobre dos mujeres duranguenses de la Revolución: la Coronela e intrépida jinete, Nacha Ceniceros, originaria de Catarinas, municipio de Ocampo, Dgo.; de quien se dijo que había matado accidentalmente a un Coronel Villista de apellido Gallardo y que Villa la mando fusilar por ese hecho; sin embargo, se supo después que Nacha Ceniceros sobrevivió a la Revolución y que se fue a vivir a su pueblo natal. Ahora permítaseme referirme a la precoz escritora duranguense llamada Nellie Campobello, nacida en Villa Ocampo, Dgo., quien en su libro “Cartucho” narra las anécdotas de algunos destacados villistas. Pero especialmente, sobresale su libro “Apuntes sobre la vida militar de Francisco Villa”, en el que describe –basada en la historia oral de los protagonistas- las batallas cruciales protagonizadas por la División del Norte al mando del Gral. Francisco Villa. Por cierto, Nellie nos dice que en los círculos de los gobiernos pos revolucionarios, su héroe, el héroe del pueblo norteño: Francisco Villa, era un proscrito de la historia oficial. Fue hasta la década de los 30’s, cuando empezaron a publicar sus primeros libros en “Juventudes de Izquierda”. Posteriormente fue el veracruzano Germán List Arzubide, quien público la obra revolucionaria de Nellie Campobello, bajo el título “MIS LIBROS”. También vale destacar, que Nellie fue precursora en la divulgación artística de nuestra Revolución, al crear el Ballet Florklórico denominado 30-30, que presentaba en los estadios de nuestra patria y en otras partes del mundo. A propósito ¿Cuándo se le hará justicia histórica a Nellie Campobello?.

Puedes comentar con Facebook
Anuncios