Opinión | Limpiando el camino para reactivar la economía

Frente a un virus tan letal como el coronavirus, por meses se mantuvo la resistencia a cumplir con las medidas sanitarias para evitar el contagio, a una parte de la sociedad, no le agradó el cumplimiento a las mismas y continuó haciendo su vida como si nada sucediera con reuniones, bailes y movilizándose a todas partes, ello provocó, que el contagio se expandiera, no bastaron las primeras medidas a las que se nos invitó a cumplir, el semáforo rojo debió establecerse y se restringió la movilidad, cerrando parques, jardines y centros recreativos y gimnasios, los antros, como el consumo y venta de bebidas alcohólicas, fueron un detonante significativo para que los contagios se incrementaran, pero finalmente, todas y cada una de las medidas dictadas por el gobernador Aispuro Torres, hubieron de converger en un índice menor de contagios, más este resultado, no obstante ser satisfactorio, no era suficiente y había que reducir más el número de contagios, pero además, dejar que la semilla sembrada para crear conciencia de que la responsabilidad de nuestra salud corresponde directamente a cada uno de nosotros, con la obligación de que los que cuenten con menores en su familia, deben extremar los cuidados hacia ellos. Si no nos había quedado claro, confiamos que esta experiencia, dé frutos y recapacitemos aún más, quienes ya veníamos cumpliéndolas y quienes mostraban su rebeldía hacia ellas, ahora muestren más atención en sus cuidados y se convenzan de que cumplir con las citadas medidas sanitarias, no es tan molesto y ofrece una sensación de seguridad, la cual comparte con sus seres queridos.

Por su parte, el Gobernador con las autoridades de Salud en la entidad, con estas medidas, largamente meditadas, pues la presión de los comerciantes de todas las ramas, era intensa, fue el diálogo abierto, diáfano y preciso, como les explicó el por qué el Consejo Estatal de Salud, había tomado la decisión de extender el semáforo rojo, para que una vez reducido más el índice de contagios, y con una nueva actitud de ese sector que mantenía su resistencia al cumplimiento de las medidas, nos permitiese a todos, prepararnos para las fiestas navideñas y un año nuevo, estamos conscientes de que un sector de la población continuará en rebeldía, confiamos que las autoridades no bajen la guardia y pongan atención en las colonias que registran un índice elevado de contagios, los operativos inteligentes deben incrementarse, evitando los operativos previsibles que no son nada efectivos, precisamente por su actuar que está sobresabido.

Muchas de las veces los correctivos disciplinarios para el ser humano resultan absurdos, pero sus resultados son favorables para todos y no sólo para unos cuantos, para el Gobernador no fue fácil tomar la decisión, pero no dudará en volverlas a tomar en caso de ser necesario, ya que es para conservar la salud de toda la sociedad, pero también, si la sociedad está saludable, la economía puede repuntar y fortalecerse de una forma más consistente.

Si todos cooperamos y observamos cuidadosamente con las medidas, una vez que

entendamos la utilidad para nosotros mismos y la salud de nuestros seres queridos, ya no opondremos resistencia a ellas.

La confianza que el Gobernador ha depositado en reestablecer la salud de la sociedad, está fundamentada en una fórmula: una sociedad sana, ofrece más y mejores expectativas a los inversionistas que ya están establecidos en la entidad y alienta a aquellos que tienen la mira puesta en nuestro terruño.

Esperamos pues que todas las vacunas que están en su ciclo de pruebas, pronto sean aprobadas y sea posible su producción masiva y Durango pueda acceder a un lote suficiente de ellas para que seamos vacunados todos.

Si para algunos este ha sido una etapa difícil, volvamos los ojos hacia atrás y pensemos, si ya nos pasamos más de nueve meses entre noticias desagradables casi todas, muy bien podremos pasar el resto del año, pensemos positivamente cómo pasaremos lo que nos queda de este y con una mentalidad positiva, tracemos la ruta para el 2021, seamos optimistas, no nos dejemos llevar por las noticias negativas a las que nos tienen acostumbrados el gobierno de López Obrador, nosotros a lo nuestro, y dejemos que él siga con sus sueños de dictador con sus seguidores como las diputadas morenistas que actuaron de una manera vergonzosa al no defender el presupuesto para los duranguenses y dándoles la espalda, ahora quieren reelegirse, ¡qué desfachatez! Los morenistas en el Congreso local, defienden un incremento en programas sociales, de los que muy poco se conoce y, ¡ponen la cara!

Puedes comentar con Facebook