Opinión | Lo que el Metro se llevó

El lamentable accidente del desplome de un tramo de la Línea 12 del metro en la Ciudad de México, en el que fallecieron 26 personas y decenas resultaron heridas, sigue dejando una estela de daños incuantificables. A los millones de pesos que se invirtieron en su construcción hay que añadir los que se necesitarán para habilitarla de nuevo. En el plano político, las dos figuras que AMLO estaba posicionando para su eventual sustitución, terminado su mandato de seis años, han quedado fuertemente tocadas y comprometidas.

En días pasados se dio a conocer el resultado del informe de auditoría de DNV, empresa de gestión de riesgos, con sede en Noruega, el cual  sugiere que los graves problemas con la soldadura y la ubicación de los pernos metálicos, que soportaban toda la estructura, contribuyeron de manera directa al colapso.

El resultado es similar al que semanas atrás presentó como reportaje principal uno de los diarios más influyentes en el mundo,  The New York Times. El diario neoyorquino descubrió que algunos de los pernos que sujetaban la estructura parecían haber fallado por culpa de soldaduras defectuosas, un error clave que probablemente provocó que el paso elevado cediera.

Los ingenieros consultados por el Times señalaron la presencia de anillos de cerámica, o férulas, que no se retiraron después del proceso de soldadura como prueba de una obra deficiente, una conclusión que fue confirmada por la investigación de DNV.

El informe de DNV sostiene que los resultados presentados hasta el momento forman parte de una hipótesis. La investigación será completada más adelante este año, dijo la empresa en un comunicado.

La tragedia ya se ha convertido en una crisis política que podría afectar a dos de las figuras más poderosas del país: Marcelo Ebrard, el secretario de Relaciones Exteriores del presidente, y Carlos Slim, uno de los empresarios más ricos del mundo. También, desde luego hay que incluir a Claudia Sheinbaum, Jefa de Gobierno de la Ciudad de México, quien de manera equivocada ha reaccionado siguiendo los planteamientos de López Obrador, es decir, desdeñando el impacto que ha tenido entre la población, culpando a los medios de comunicación de sobredimensionar lo sucedido y, sobre todo, ocultando y protegiendo a Florencia Serranía Soto, directora del Metro, quien a principios de este 2021 fue criticada por deslindarse del incendio ocurrido en el puesto central de control del Metro.

En las esferas políticas se dice que fue Claudia Sheinbaum la que giró instrucciones para que gente de su equipo filtrara información al medio de comunicación impreso estadounidense, como parte de su estrategia de control de daños y, sobre todo, para volcar la atención pública y mediática en contra de su rival “aspiracionista”, Marcelo Ebrard.

Casi en sigilo, sin exponerse tanto al foco público, el senador Ricardo Monreal, parece el gran beneficiado, para sus aspiraciones presidenciales, por esta tragedia. Operó para impedir que Dolores Padierna triunfara en las pasadas elecciones en la alcaldía de Cuauhtémoc.

Mostró músculo para derrotar a la pareja Padierna – Rene Bejarano y continúa firme en la competencia por ser el abanderado de MORENA para la presidencia en el 2024, sin la pesada sombra de la Línea 12 que oscurece el camino de Sheinbaum y de Ebrard.

¿Cuál será la próxima parada de la Línea 12 del metro?

ladoscuro73@yahoo.com.mx

@ferramirezguz

Puedes comentar con Facebook
Anuncios