Opinión | Los cambios en las administraciones estatal y municipal

El pasado viernes por la mañana, el alcalde de la capital convocó a una rueda de prensa previa a la reunión ordinaria de Cabildo, la convocatoria adelantaba el anuncio de cambios en su gabinete, lo cual suponía una serie de modificaciones en las direcciones, toda vez que antes de su informe, una de las principales preguntas era precisamente esa, si Jorge Salum iba a realizar algunas modificaciones en las direcciones o subdirecciones del municipio, movimientos que a final de cuentas fueron mínimos, y hasta esperados, simplemente se le dio el nombramiento oficial a Alejandra Anderson en Fomento Económico, quien desde hace meses sustituía a María José Santisteban por el tema de los famosos créditos, el cambio en Inspección Municipal estaba más que anunciado, era cuestión de tiempo para que Daniel Solís saliera de la dependencia por las constantes confrontaciones con su personal y con los demás directores, además de una manera extraña de trabajar que no estaba acorde al ritmo de esta administración, y aunque su salida se postergó por algún tiempo, fue inevitable mantenerlo al frente de una dependencia que se le cuestiona todo, lo que hace y lo que deja de hacer.

Para muchos, Salum del Palacio se quedó corto, ya que estiman que debió de remover al menos a otros tres de sus directores, sin mencionar las exigencias de la oposición, que quisiera que se cambiara a la totalidad de los directores, de inicio al “claridoso” de Rodrigo Mijares, titular de Obras Públicas, quien antes del primer informe del alcalde adelantó que no había ninguna obra importante que destacar, algo que no debió de caerle muy bien al alcalde, aunque  el mayor cuestionamiento que se le hace a este funcionario es el estado que guardan los pavimentos, y la gran cantidad de baches que hay actualmente en las calles, avenidas y bulevares de la ciudad, para la mayoría de los ciudadanos su trabajo deja mucho que desear y con recursos o no, es uno de los “nominados” para salir.

Otra de las funcionarias que enfrentan una crisis en su dependencia es Hilda Patricia  Meraz Espinoza, directora del Instituto Municipal de Salud Mental, en donde el ambiente de trabajo –a decir de varios de los trabajadores- es realmente insoportable, al parecer esta joven directora no tiene muy buenos modales y de manera constante increpa y humilla a los psicólogos que realizan sus labores desde hace años, al parecer la directora pasa mucho de su tiempo en actividades totalmente ajenas a la dependencia, algo que se le ha tratado de hacer ver sin mucho éxito, pues además de que nunca se le encuentra, no contesta los teléfonos, situación que tal vez se solucione de manera automática una vez que el Instituto de Salud Pública Municipal absorba al de Salud Mental a propuesta del alcalde capitalino, pues no será lo mismo ser directora que subdirectora, y ahora sí, a cambiar de modos…o de trabajo.

Algo más…

Lo que nadie se esperaba (ni los “avezados” columnistas que con su “bola de cristal” suelen hacer sus predicciones), fue la intempestiva salida de  Adrián Alanís Quiñones de la Secretaría General de Gobierno, algo que ni el mismo se lo esperaba, y a pesar de que aún hay quien dice que seguirá de manera externa apoyando al gobierno estatal, esto es falso, por lo que a dos años de que termine esta administración y con dos procesos electorales en puerta, la poca experiencia y el desconocimiento de la política local de su nuevo Secretario General de Gobierno, le puede provocar varios dolores de cabeza al titular del Ejecutivo.

Puedes comentar con Facebook
Anuncios