Opinión | Los conflictos internos de los partidos aliados

Las inconformidades que han surgido a raíz de la asignación de candidaturas en la denominada Alianza por México poco a poco van en aumento, al interior de los partidos “grandes” hay enojo, contrariedad y desilusión por la manera en la que se van a tener que repartir los pocos espacios disponibles para esta elección, son tres partidos que exigen lugares para los suyos, pero dentro de cada partido, hay gente con años de trabajo, de sacrificios, esperando la oportunidad de encabezar una candidatura, la cual se verá diluida por esta alianza partidistas, aunque hay personajes que antes de que se signara esta alianza ya tenían acomodo en otro partido, sin importarles lo benévolo que fueron las anteriores dirigencias y dirigentes, quienes les dieron la oportunidad de estar por varios años en los puestos que ahora les negaron para darle la oportunidad a otros, algo inaceptable a tal grado que prefieren traicionar sus ideales y sus principios con tal de mantenerse vigentes, parece que nada les cuesta ir de un color a otro, con tal de mantener el “hueso” y  estar pegados a la “ubre”, algo que desde hace años los políticos ven como algo normal.

Según la “repartición del pastel”  la candidatura al  Distrito 04 Federal corresponde al partido Acción Nacional, pero además, la candidata tiene que ser una mujer, por aquello de la equidad de género, de esta manera, se registraron Patricia Flores Elizondo, Gina Campuzano y Paty Jiménez, las dos últimas, con una basta experiencia en lo local, ya que ambas han ocupado espacios como regidoras y como diputadas locales, algo que no ha hecho Paty Flores, aunque se habla de la experiencia que tiene en puestos federales, algo que si bien enriquece su currículum, no le da para ganar una elección en lo local, prueba de ello es su reciente derrota en el proceso del 2018, en donde fue compañera de fórmula de José Ramón Enríquez, en otra alianza política entre el PAN, el PRD y Movimiento Ciudadano.

Hoy, Patricia Flores Elizondo le apuesta a las relaciones que logró consolidar a nivel nacional, trabajando muy de cerca con Felipe Calderón Hinojosa, algo que hoy ya no se sabe si le beneficia  le perjudica, sin embargo, su tío, el ultra panista Rodolfo Elizondo y Víctor Hugo Castañeda, (únicos asistentes a su registro como precandidata al 04, quemarán los últimos cartuchos  que les quedan para tratar de dejar a Paty como candidata, ya dependerá de ella si logra el triunfo en las urnas, algo que en estos momentos resulta incierto debido a las circunstancias sociales y políticas que se viven en Durango, y en el resto del país.

Estas “pequeñas desavenencias”, no son privativas en Acción Nacional, por el contrario, a raíz de los nombramientos “disfrazados” de varios priistas que por años han ocupado los espacios disponibles de este partido, y que, a pesar de la reducción de los mismos, tuvieron la capacidad de obtener por enésima ocasión, una candidatura, lo único que no se puede negar es la experiencia legislativa que tienen, aunque por otra parte los señalan con ser más de lo mismo, de tener un negro historial por ser parte de un partido que hace dos años desperdició la oportunidad que le volvieron a dar los ciudadanos en las urnas, rompiendo récord en lo que se refiere a gobernantes corruptos emanados del tricolor, a pesar de todo, “la moneda esta en el aire” el actual gobierno tal vez ya echo por la borda lo ganado hace tan solo dos años, su única fortaleza es seguir repartiendo dinero a quienes consideran como sus votos cautivos, aunque esto apenas empieza, para todos los partidos hay un largo trecho por recorrer, serán meses difíciles para todos, e inaguantables para los ciudadanos.

Puedes comentar con Facebook
Anuncios