Opinión | México entre la realidad y la ‘lealtad ciega’

Saludo con afecto a mis fieles televidentes de “España TV”, y lectores de “Victoria de Durango.

El pasado martes 1 de diciembre, se cumplieron los primeros dos años del Gobierno de la llamada 4T, el cual para muchos millones de mexicanos ha sido un verdadero fracaso, ya que presenta muy tristes resultados en: Economía, Empleo, Salud, Seguridad y Educación. A continuación, una reseña cronológica antes de la pandemia:

En el periodo del 1 de diciembre de 2018 al 15 de mayo de 2019, de acuerdo a la Agencia Reforma, fueron despedidos 11 mil 144 funcionarios que trabajaban en 17 Secretarías de Estado, Presidencia y Servicio de Administración Tributaria (SAT), con el argumento de la “Austeridad Republicana”. Dos meses después, la Agencia El Universal (lunes 1 de julio de 2019) publica: las renuncias en la Administración Federal en los primeros seis meses de Gobierno suman ya 21 mil 727, en 263 Dependencias. El 20 por ciento de éstas renuncias se concentran en el SAT, ISSSTE, SEGOB, SHCP y SCT. El 6 de julio de 2019, el grupo parlamentario del PRD en la Cámara de Diputados aseguró que ni la SHCP tenía un cálculo exacto de los burócratas despedidos en ésta administración, pero representantes de los afectados y otros observadores calculaban que la cifra de despedidos iría de 21 mil hasta los 113 mil mexicanos, y por ende igual número de familias afectadas.

Recordemos que el 3 de julio (Animal Político) un grupo de ex trabajadores de Canal Once se manifestó al frente y a un costado de Palacio Nacional, para demandar la reinstalación en sus puestos de trabajo, algunos hasta con una antigüedad promedio de 20 años. Los despedidos entregaron una carta al Presidente en la que solicitaron su intervención en éste triste caso en el que fueron “lanzados a la calle sin indemnización, y sin ofrecerles alguna alternativa de empleo”. Días atrás, la Agencia AFP publicó el 24 de junio de 2019 lo siguiente: el Presidente de la Academia Mexicana de Cinematografía, Ernesto Contreras, denunció la desaparición de Becas para el Arte, recorte de recursos para eventos culturales como la entrega de los Premios Cinematográficos ARIEL, eliminación de concursos para fomentar la creación, etc., causando con ello un descontento en los sectores culturales, ya que para 2019 la Secretaria de Cultura recibió un presupuesto 3.9 por ciento menor al de 2018.

Por su parte, la Asociación Civil Cinema 23, que también se vio afectada por los recortes, anunció la cancelación indefinida de la entrega de los Premios Fénix a lo mejor del Cine Iberoamericano, tras dos meses de diálogo infructuoso con el Gobierno de la CDMX, también en manos de Morena. A todo ello, el Periodista experto en Economía Cultural Eduardo Cruz Vázquez subraya que: “en efecto, éste Gobierno parece tener otra forma de hacer cultura como el convertir la Residencia Presidencial de Los Pinos, enclavada en un bosque de la Capital, y el Penal de las Islas Marías, en el pacífico y rodeada de tiburones, en espacios recreativos”. Así pues, con el arranque de la Cuarta Transformación y la Política de Austeridad Republicana, se llevó a cabo el despido de trabajadores, la implementación del tope salarial para los servidores públicos, la reducción del Presupuesto de la Federación 2019, así como el recorte en Secretarías y Programas Federales.

Entre los sectores afectados por la austeridad, se encuentra el IMSS, el cual durante el primer mes de 2019 registró 10 mil 585 empleados de la Institución dados de baja. Esto representa un aumento del 175 por ciento de despidos con respecto al inicio del Gobierno de Peña Nieto, donde se registraron 3 mil 842 bajas laborales. En el tema de Salud de nuestro País, también empezó con el pie izquierdo el Gobierno de la 4T, y es así que el 21 de mayo de 2019 se dio a conocer en la Prensa Nacional que: “la Secretaría de Hacienda congeló 794 millones 337 mil 423 pesos del presupuesto asignado a 26 Institutos, Hospitales y Centros de Alta Especialidad; además ordenó reducir 30 por ciento de los gastos operativos respecto a los montos aprobados, y 50 por ciento los gastos relativos a servicios personales, desde viáticos y hasta subcontrataciones de servicios a terceros, como son pruebas de laboratorio, recolección de biológicos infecciosos, químicos y no infecciosos”.

Dicha medida afectó de inmediato la Operatividad de 13 Institutos Nacionales, nueve Hospitales de Alta Especialidad, de los Centros de Transfusión Sanguínea y de Trasplantes; del Centro Regional de Alta Especialidad en Chiapas, y de los Servicios de Atención Psiquiátrica, según denunció la Diputada Frida Alejandra Esparza Márquez, integrante de la Comisión de Salud de la Cámara de Diputados. La determinación de Hacienda de reducir 30 por ciento en gastos operativos en combustibles, lubricantes y aditivos para maquinaria, equipos y servicios administrativos vendría a impactar en el traslado de vacunas, pacientes y comunicados oficiales. En adelante, ya no se podrían imprimir solicitudes para los estudios médicos, recetas, recibos, carnet para pacientes, y el personal no contaría con lo indispensable para realizar exitosamente las actividades asignadas. Eliminar la investigación afectará el desarrollo de las nuevas técnicas de diagnóstico y tratamiento de enfermedades emergentes y las de mayor impacto de la población de nuestro País, por lo se verá reflejado un retraso en la salud de los mexicanos.

Los recortes y congelamiento de recursos afectaron al Instituto Nacional de Geriatría con 51 millones 292 mil pesos. En tanto, el Instituto Nacional de Cancerología sufrió un recorte de 225 millones 896 mil 724 pesos, también se afectó el rubro destinado al pago de empleados que cubren suplencias, sustituciones o relevos. En tanto, los Institutos Nacionales de Ciencias Médicas y Nutrición Salvador Zubirán, de Pediatría, de Salud Pública, de Medicina Genómica, así como el Centro Nacional de Trasplantes presentan entre 20 y 50 por ciento de recortes presupuestales y un porcentaje mayor de recursos congelados. En fin, en estos 2 primeros años de Gobierno de México, no sólo no se cumplieron las expectativas, sino que nuestro País alcanzó un retroceso en el tema Económico así como en los de Seguridad, de Derechos Humanos, de Relaciones con el Sector Privado, Gobiernos Estatales, Medios de Comunicación, Universidades y Prensa Extranjera. México no va bien, gracias y enhorabuena.

(gustavonevarez28@hotmail.com)

Puedes comentar con Facebook