Opinión | Morena busca depurar el sistema de partidos

El grupo parlamentario de Morena en la Cámara de Diputados presentó dos iniciativas para elevar de 3% a 4% el porcentaje mínimo para que los institutos políticos conserven su registro y para eliminar a los 200 diputados federales plurinominales con los que actualmente se integra el Palacio Legislativo de San Lázaro.

La primera iniciativa la presentó el diputado de Morena, Gustavo Callejas, quien busca modificar los artículos 41, 54 y 116 de la Constitución política para elevar de 3% a 4% la votación mínima para que un partido mantenga su registro en el sistema electoral mexicano.

También busca que la repartición de escaños por la vía plurinominal se haga de manera igualitaria entre diputadas y diputados, define su propuesta de modificación al artículo 54 de la Constitución.

En sus argumentos describe: “El objetivo es incentivar el dinamismo partidista, elevar la calidad de la democracia y de sus procesos, así como el de fortalecer la gobernabilidad en un sistema político cada vez más robusto e incentivar el número efectivo de partidos; como se logró con la reforma político-electoral de 2014, en la que se pasó de 2% a 3% el umbral, y que Alicia Hernández de Gante y Adrián Gimate-Welsh han documentado en el texto El debate legislativo en torno al umbral electoral”.

Agrega que es una demanda social elevar la calidad de debate, propuesta y perfiles que presentan los partidos políticos, por lo que con la presente iniciativa no se pretende afectar o vulnerar la pluralidad partidista, por el contrario, se busca incentivar las elecciones competitivas.

Óscar Eugenio Gutiérrez Camacho, diputado de Morena, también presentó otro proyecto de ley en la Gaceta Parlamentaria para reformar los artículos 52, 55 y 54 de la Constitución para eliminar a los 200 diputados plurinominales.

Gutiérrez Camacho hace diferencia entre los diputados electos por mayoría relativa (hacen campaña) y plurinominales (no hacen campaña) y describe que estos últimos resultan cuestionables, como la del PRI en donde entraron los amigos de Alejandro Moreno.

Estas iniciativas van a prosperar una vez que termine el proceso electoral, toda vez que se avecina una depuración del sistema de partidos políticos ante la atomización del voto y la escasa participación ciudadana que se avisora para el próximo 6 de junio.

Por ello es que los partidos políticos, se empeñan en postular a miembros del espectáculo y la farándula para que su popularidad se vea traducida en votos, mismos que representan la supervivencia política y financiera de los partidos; ya veremos hasta dónde les alcanza, pero lo que queda claro que Morena quiere quedarse con todas las canicas y no compartirlas con sus satélites, para de esta manera convertirse en un partido de Gobierno.

Puedes comentar con Facebook