Opinión | Morena, entre la euforia y la desesperanza

Las medidas que el gobernador José Aispuro Torres emprendió desde que se dio a conocer que nos deberíamos de cuidar para evitar contagiarnos del virus, han mostrado su eficacia y su bondad, tanto en la crisis sanitaria suscitada, como en los estragos en la economía, ahora observamos cómo gradualmente han beneficiado el proceso de desarrollo, y con ello, la recuperación del empleo, ésta es una agradable noticia para todos y confiamos que las acciones diseñadas para servir a los duranguenses continúen brindándonos buenos resultados. Las obras públicas que se han emprendido avanzan y pronto las veremos en funcionamiento para bien de todos.

Lo que un día fue euforia por las noticias triunfalistas de que habría vacunas para todos, lo cual hemos escuchado desde octubre pasado, afligidos, nos damos cuenta de que era un engaño, en lo peor de todo esto, observamos que las pocas vacunas que se han destinado para vacunar a los adultos mayores, en los municipios más afectados y alejados, las brigadas de vacunación están integradas por exceso de personal, ya que son integradas hasta por 13 personas: servidores de la nación, de becas, 2 voluntarios y el personal militar y sanitario que son los realmente indispensables, además, les toman las fotografías tanto de la persona como de su credencial de elector, a esto hubo un vendaval de reacciones en su contra, pues refleja el uso perverso que electoralmente se está dando al proceso de vacunación; ante ello, la secretaría de Salud canceló la toma de fotografías, esperamos esto se respete, ya que el Presidente defendió el que tomaran dichas fotografías, claro en las zonas rurales apartadas y colonias populares es donde se asienta su mayor reserva de gente que lo apoya.

No obstante lo anterior, ahora los efectos de la madre naturaleza, nos dan un nuevo aviso sobre las causas del cambio climático, las fuertes nevadas en el los Estados Unidos, han impedido que el flujo de gas que se compra al vecino país esté suspendido, repercutiendo en varias entidades del norte de México y no sólo eso, sino que también los apagones llegaron a Durango, así como la escases de gas y el que se surte, es con un sobreprecio, lo que se desconoce si la Profeco, está efectuando su labor de vigilar el costo del suministro.

Ante esto, nuevamente recurren al engaño, y lo que no dicen es que, por su torpeza y su inexperiencia, olvidaron el Plan de Almacenamiento de Gas, ya que dicha capacidad actualmente es nula, a esto, López Obrador, señaló en 2019, que no habría apagones, en otra ocasión, dijo que resolvería el excedente de gas y que no se requeriría hasta de 30 años y miren lo que nos está sucediendo. La pérdida es de muchos millones y parece que lo peor esta por venir, el gobernador de Texas ha prohibido a las empresas cancelen la venta de gas a México hasta otro aviso.

Observamos también, la pésima administración ante la crisis provocada como resultado de la aplicación de las políticas emprendidas por los morenistas y su 4ª. Transformación.

Entre el paso de la euforia y molestia, a con el paso de los días surgen más debilidades de los morenistas, el Delegado de la Sedatu, hace unos días declaró que los legisladores en la entidad que representan al Congreso y que coordina políticamente Sandra Amaya, no han actualizado la Ley de Asentamientos Humanos y Ordenamiento Territorial para que sea armonizada con la Ley Federal en esta materia, por lo que cancela la posibilidad a que se pueda acceder a recursos Federales por más de 500 millones de pesos, la pereza y falta de voluntad política de los legisladores es manifiesta, lo malo es que la inexperiencia y falta de oficio de Sandra Amaya, no tienen reparo, no es lo de ella, por lo pronto, el reclamo del delegado de la Sedatu es puntual, ojalá lo escuchen y corrijan sus omisiones como la que se señala.

Si analizamos la realidad por la que les sucede a las mujeres y hombres del campo y municipios alejados, algunos de ellos no saben a ciencia cierta qué es lo que nos sucedió, muchos de ellos confían en López Obrador, un señor que les vendió esperanza con la promesa de que cambiaría todo para mejorar si él ganaba, si ellos tuvieran más educación seguramente se preguntarían ¿AMLO está trabajando para lograrlo?, pues lo prometido no aparece y sólo unos cuantos se han beneficiado de los programas sociales de los que hay muchas quejas de su ineficacia y de la corrupción. 

Comentarios: observatoriociudadano01@gmail.com

Twitter: jparreolatorres

Blog: Juan Pablo Arreola Torres

Facebook: Juan Pablo Arreola Torres

Puedes comentar con Facebook