Opinión | Necesaria operación cicatriz antes de las campañas

El escenario para el desarrollo de las campañas electorales está claro, los partidos políticos definirán a sus mejores perfiles, a quienes de manera conveniente deberán impulsar a pesar de que varios competirán en una segunda vuelta y confían en la falta de memoria histórica del ciudadano para colocarlos en las principales preferencias electorales y así, comenzamos nuestra tradicional cuenta.

1.- Los procesos internos de selección de los institutos políticos derivan siempre en diferencias, una situación natural en cualquier tipo de competencia; en el camino varios se quedarán con sus aspiraciones, por lo que las llamadas operaciones “cicatriz” son obligadas para las cúpulas partidistas como parte de una estrategia para impedir la fuga de militantes, sobre todo de cara a una contienda tan importante como la que se avecina, aunque se empeñen en negarlas.

2.- Por eso, deberá implementarse tanto por las dirigencias nacionales como locales de los partidos políticos la “la operación cicatriz”, para dialogar y unir a los militantes, ya que tanto el PRI, como el PAN Y el PRD están “al calor de los procesos internos”, debido a la situación que se vive al interior luego de que algunos militantes y personajes distinguidos de cada uno de los partidos han comenzado a manifestar inconformidad por su exclusión de candidaturas a cargos de elección, sobre todo, porque están por arrancar las precampañas.

3.- Ahora, la operación cicatriz, más que enfocarse en los asuntos políticos de las campañas, deberá incluir a la sociedad, sobre todo, porque hay resentimiento de diversos sectores que no ven el rumbo además de la falta de participación ciudadana, por lo que deberán atenderse las demandas de los empresarios de la construcción, comerciantes, maestros, médicos, personal del sector salud, profesionistas, quienes han sido olvidados dentro de las políticas de gobierno y que han visto afectados no solo sus ingresos, sino su prestigio y labor social.

4.- A pesar de que van de manera conjunta, es como el agua el aceite, el PRI va a salir perdiendo posiciones debido a que tendrá que ceder a presiones de otros partidos, por lo que busca incluir a militantes del tricolor como abanderados de la coalición “Va por México”, aunque no cuenten con la representación que les garantice el triunfo.

5.- En el caso particular de Durango y el PRI, su candidato es el exgobernador Ismael Hernández Deras, quien ha impulsado a sus allegados, y como aún no se ha reformado la ley, en la próxima elección negocia que el candidato del PRI sea del PAN, como surgió hace tres sexenios la posibilidad de que un tricolor abanderara al partido blanquiazul, con presiones en los comités ejecutivos nacionales de ambos partidos, como ahora pretende repetir para obtener prebendas electorales, aunque no exista una representatividad real que garantice el triunfo en las elecciones del mes de julio.

6.- Los dirigentes del PRD, por su parte, están más interesados en vender caro su amor que en formar cuadros, se han acostumbrado a negociar desde el escritorio las prebendas y los recursos, más que ponerse a trabajar en la formación de cuadros, lo que les ha redituado múltiples puestos públicos, en los que sus resultados han sido nulos y han dejado mucho que desear, por lo que a nivel local se esperan cambios en las listas de sus aspirantes a las candidaturas.

7.- Mientras tanto, el PAN carece de operadores políticos, esperando que las cosas se resuelvan por inercia a su favor, y que los escenarios se vuelvan a su favor, cuando son quienes por soberbia política pretenden que se les tome en cuenta, sobre todo en el grupo tradicional, que se ha visto mermado en los últimos años y cuyos votos no son significativos al interior del partido.

8.- Por su parte, a pesar de que no va en coalición en los distritos federales, se espera que MC vaya con candidatos comunes en lo local, para que represente un porcentaje más alto de votación, mientras que la elección representará la prueba de fuego para Fuerza por México y la CATEM, de Pedro Haces y Cristian Salazar; PES, de los grupos evangélicos y  Redes Sociales Progresistas de Elba Ester Gordillo y su representante en Durango, Hugo Rosales Badillo, mientras que el Partido Duranguense de Verónica Ochoa tratará de mantener el porcentaje mínimo para continuar como partido político, sobre todo, porque han requerido de apoyos de otras organizaciones tanto para mantenerse como para garantizar su registro en el INE.

9.- Por eso se espera que abunden los Judas en la política, como ya se comenzó a ver en otros estados, en Durango en los próximos días se darán a conocer por su interés de participar en las elecciones bajo cualquier premisa, los ya conocidos mercenarios que se venden al mejor postor para estar en la boleta electoral, además de que la vigilancia sobre gastos de campaña y de servidores públicos, deberán tener cuidado los funcionarios de primer nivel, los recursos financieros, humanos y materiales de los diferentes órdenes de gobierno no podrán estar a disposición ni de los candidatos ni de los partidos.

10.- Con las acciones emprendidas por los partidos, la sociedad no cree en ellos ni en sus próceres, que se han convertido muchos de ellos en pillos ni en merolicos, que sólo buscan sus intereses, y sin duda también se rechazará a aquellos que traigan señalamientos de corrupción de atracos y de malversación de fondos, sin dejar de lado a aquellos que han emprendido violencia política, cobre todo, contra las mujeres, como ya ha acontecido con el conocido diputado panista “Lord Huevos”.

Así, van a predominar los candidatos de pantalla, porque va a ser una campaña prácticamente virtual, no hay reuniones presenciales ni mítines que afecten la sana distancia, los discursos vía zoom y redes sociales se intensificarán para lograr llevar a los votantes el día de la elección a la casilla que les corresponda.

www.durangoconfidencial.com

juradopopular_dgo@hotmail.com

@Edgar_comenta

De lunes a viernes de 20:00 a 21:00 horas por Mas Pop 95.7 FM.

Puedes comentar con Facebook