Opinión | No a la ampliación y homologación de horarios de venta de alcohol

Juan Carlos Chávez

El pasado viernes, se perdió la oportunidad de abatir en buena medida el clandestinaje que existe en la venta de bebidas con contenido alcohólico en esta ciudad, con 15 votos en contra por parte de los integrantes del Cabildo, se echó por tierra el esfuerzo que se hizo para organizar una serie de foros con la participación de los diversos sectores de la sociedad civil, incluyendo el de los medios de comunicación, en donde la percepción era de aceptación para la propuesta que presentó el alcalde Jorge Salum del Palacio para que se homologara la venta de bebidas con contenido alcohólico hasta las tres de la madrugada de lunes a domingo.

Con esta negativa por parte de la mayoría de los regidores del Ayuntamiento de Durango capital se perdió la oportunidad de regular la venta ilegal que se dan la actualidad, pues es de todos sabido que el alcohol se consigue después de las 11de la noche, hora de un supuesto límite de horario que se extiende a lo largo de la noche a través de las conocidas ventanas clandestinas, que ya más que ventanas son las cortinas enteras, pues ya ni siquiera tienen la precaución de esconder las ventas, se hace ante la vista de todos, sin que la autoridad que le corresponde esta situación se atreva a infraccionar o sancionar a los negocios, mucho menos cerrarlos.

Los argumentos de algunos de los regidores se basaron en estudios en donde se asegura que entre más sean las horas de venta de alcohol, hay un mayor número de accidentes automovilísticos, sin embargo, en Durango, ciudad en donde hay una supuesta limitante para estos horarios, el que quiere comprar alcohol lo puede hacer sin ningún problema, sin importar el lugar y la hora, y no es que no se registren accidentes, muchos de ellos mortales, lo que sucede es la falta de conciencia para permitir que los hijos, en un buen número de los casos, conduzcan bajos los efectos del alcohol, esta es una responsabilidad que debe de iniciar en el seno del hogar, los elementos de las corporaciones no pueden ser “pilmamas” de irresponsables que acostumbran a manejar alcoholizados.

Según el director de Seguridad Pública municipal, Antonio Bracho Marrufo, las cifras de accidentes ocasionados por personas alcoholizadas bajaron de manera considerable en estos tres años, los operativos de fin de semana y en ocasiones de todos los días, lograron inhibir esta mala práctica, que lamentablemente sigue cobrando víctimas y seguramente seguirá a través del tiempo, pues es algo muy difícil de erradicar, para ello se requieren sanciones tales como las que se aplican en el vecino país del norte y en otras partes del mundo, en donde las leyes son implacables en contra de quieres transportan, consumen y ocasionan accidentes de tránsito bajo los influjos de alguna bebida con contenido alcohólico, y si bien en Durango las multas no son nada baratas, algunas medidas alternas de refuerzo serían lo ideal, pero mientras tanto, seguiremos viendo abiertas ventanas clandestinas y casas enteras por todos los rumbos de la ciudad, la buena intención del alcalde quedará solo en esto, parecen temas diferentes, pero están íntimamente ligados entre sí.

Puedes comentar con Facebook
Anuncios
Total
1
Shares
Related Posts