Opinión | No está lejano el optimismo

El letal virus causa la muerte de otro político duranguense destacado, ahora fue Juan de Dios Castro Lozano, descanse en la paz del Todopoderoso; pero son miles de hogares de mexicanos los que están de luto por la muerte de un familiar y en casos hasta dos, igual sucede en Durango.

Gracias a las atinadas y oportunas medidas dictadas por el gobernador José Aispuro Torres, quien con apoyo del Consejo Estatal de Salud, han logrado atajar el número de contagios a menor índice, es resultado del gran esfuerzo que hacen el personal de salud en su conjunto, además de esto, el Congreso local, aprobó la ley que obliga a todos los duranguenses a usar el cubrebocas, medida a la que un sector de la sociedad se resistía a cumplirla, ya sea por negligencia o mera irresponsabilidad.

No descansaremos de agradecerles a todas ellas y ellos que han puesto todo su empeño por atender a los contagiados en todo momento, felicidades y deseamos que mantengan rigurosamente su protección y exijan a las autoridades de salud el equipo necesario para ello, porque se desconoce el número de víctimas en este sector y si cuentan con todo el equipo necesario para su cuidado, no se entiende porqué callar esta información.

Los resultados favorables de las medidas sanitarias emprendidas, se analizaron profundamente, encontrando, que la población de entre 20 y 40 años, es la que ha resultado contagiada y no es difícil determinar la fuente de contagios: los antros y establecimientos de bebidas alcohólicas, así, una vez estudiados todos los factores, se estableció que era posible reactivar parcialmente las actividades económicas, dentro de ellas, se contempla que restaurantes y lugares en donde se venden bebidas embriagantes, respeten un horario en el consumo de licores y sea hasta las siete de la tarde, de esta forma, se evita el consumo excesivo de alcohol y desemboque en el descuido en el  comportamiento de cada persona, confiamos que la medida sea efectiva.

De manera especial, serán las autoridades que conducen a las diversas corporaciones policiacas quienes deberán establecer protocolos de vigilancia que impidan se desarrollen fiestas de covid como les llaman ahora, en las que el consumo de licor se hace sin control y el contagio es inevitable, insistimos, si las corporaciones de seguridad, efectúan su labor oportunamente, los contagios descenderán, por ello, los protocolos a que nos referimos deben revisarse detenidamente y supervisar que en cada acción se cumplan al pie de la letra, ahora sí, su principal tarea es cumplir con su deber, en ellos se deposita el resguardo de personas, la salud, y patrimonio de la sociedad, además las que de estas se derivan en el cumplimiento de su tarea.

Los propietarios de los negocios que abrirán sus puertas, también deben orientar a su personal que a la futura clientela le soliciten que use el gel para las manos y el cubrebocas al entrar al negocio, de ellos depende que las medidas brinden resultados óptimos.

Así, de esta manera, todos estamos inmersos en la tarea de cuidar nuestra salud y la de nuestros seres queridos, nadie lo va hacer por nosotros, tomemos conciencia y actuemos con responsabilidad y pronto estaremos viendo otra realidad la cual no será igual a la que estábamos acostumbrados y debemos prepararnos para recibirla y aceptarla con una nueva mentalidad para adaptarnos a ella, con una esperanza renovada, con alegría ya que el ambiente nebuloso ira desapareciendo de nuestras mentes.

Alejémonos de aquellos que aún prevalecen y desestiman los daños que causa el virus, cerremos los oídos a la mentira que López Obrador nos receta en sus mañaneras de que la pandemia está controlada, lo cual es falso, ya que los fallecimientos se registran en altos índices en la República, no obstante, que muchas de ellas no se registran y que fueron causadas por el virus, pues si el fallecido padecía de diabetes u otra enfermedad, no lo catalogan como muerte por el virus.

La oportunidad de las recientes medidas tendientes a ir reactivando la economía gradualmente, es un suspiro de aliento para los inversionistas que han creado las fuentes de empleo que nuevamente abren sus puertas y debemos recordar que, gracias al empeño y decisión del Gobernador, continuarán activándose otras labores.

Hacemos nuevamente un llamado a la sociedad para que asumamos el papel que nos corresponde para contener el Covid-19, de ello depende nuestra felicidad y la de nuestra familia.

Comentarios: observatoriociudadano01@gmail.com

Twitter: jparreolatorres

Blog: Juan Pablo Arreola Torres

Facebook: Juan Pablo Arreola Torres

Puedes comentar con Facebook