Opinión | No hagan cosas buenas que parezcan malas, como en AMD

Por más que se ha tratado de hacer un manejo transparente de los recursos que se obtienen en el organismo conocido actualmente como Aguas del Municipio de Durango, anteriormente Sistema de Agua Potable y Alcantarillado (Sideapa) y algunos otras denominaciones para la misma dependencia, hasta el día de hoy siguen saliendo “irregularidades” en cuanto a la disposición del dinero, hace algunos días, la regidora expetista, ex emecista, hoy morenista, Marisol Carrillo Quiroga, salió ante los medios de comunicación para denunciar el “extravío” de la nada despreciable cantidad de cinco millones de pesos, recolectados en varias administraciones a través de los recibos de agua potable para supuestamente apoyar a la dirección de Protección Civil y a la Cruz Roja Mexicana, algo que al parecer no se hizo desde el 2016.

Resulta que debido a las “múltiples carencias” que enfrenta este sistema, el dinero se utilizaba para hacer frente a otras necesidades, hay que recordar que a finales de la administración pasada y a inicios de la presente, en varias ocasiones la Comisión Federal de Electricidad tuvo a bien cortar la luz de las oficinas de Aguas del Municipio por la falta de pago en los recibos, y si no lo hacían en los diferentes pozos de la capital,  es por una reforma a la ley promovida en el municipio de Gómez Palacio para que no se les “fuera a ocurrir semejante barbaridad”, pues de todos es sabido que la CFE no respeta nada, ni a nadie, es una dependencia intocable, según se puede ver y que ante cualquier discrepancia, resultará la ganadora ante cualquier tribunal.

Retomando el tema del faltante del dinero, resulta extraño que el anterior patronato pro-bomberos no dijera nada, sin embargo, siempre se le reconoció su trabajo y sus actividades en favor de la Dirección de Protección Civil, en ese entonces presidido por la esposa de Israel Solano Mejía, aquel exdirector de feliz memoria que se aferraba con uñas y dientes a conservar su puesto a pesar del cambio de administración, “enemigo” personal del comandante Gustavo Paredes a quien marginó durante los tres años que duró su cargo, y quería más, hoy Paredes es el titular de la corporación y la figura del patronato apenas es de creciente creación en la era Salum.

Lo importante de esto es que estos 5 millones de pesos si existen, como pasivo, es decir que si están tomados en cuenta para entregarlos con dos condiciones, la primera es que se reúna el dinero (la más difícil de las dos)  y la segunda, crear el mecanismo legal para hacer llegar este recurso a la Dirección de Finanzas del municipio y posteriormente entregarlo al patronato para que lo destine al Cuerpo de Bomberos, no hay que olvidar que los ciudadanos, de buena fe, aceptan que se les haga este cobro a la hora de pagar su recibo de agua potable cada mes, lamentablemente, ante estos “pequeños detalles”  la gente empieza a cuestionar si realmente su apoyo se verá reflejado en un beneficio para una de las corporaciones que realizan todo tipo de trabajos y acciones en favor de los ciudadanos, diariamente sus elementos exponen sus vidas sin dudar, factor determinante para que la gente no dudara en aceptar este cobro, hasta ahora…

Puedes comentar con Facebook
Anuncios