Opinión | Ocurrencias mañaneras

-Pues aquí ando dando lata nuevamente estimado lector. Tratando de reflexionar, ya no la inmortalidad del cangrejo, sino sobre la mentalidad de quienes siguen creyendo ciegamente en el que se dice el presidente más atacado de todos los tiempos, y yo le sumaría a esa alocución que, suponiendo sin conceder que es el más atacado, debe ser porque es el peor que le ha tocado a este bendito país, por lo menos desde que tengo uso de razón.

Su administración gubernamental se ha convertido en una absurda manera de justificar lo injustificable; de culpar al pasado por no dar resultados en el presente.

Su enfrentamiento con los medios, esos que no le aplauden sus ocurrencias, se ha tornado en algo cotidiano, per se, desgastante. Sus acusaciones lanzadas al imaginario colectivo se convierten en realidad en aquellos que no cuestionan, que no investigan, que disfrutan todo digerido, y eso, eso es lo que los mantiene con la esperanza de que algún día el rosario de promesas de Andrés, se conviertan en realidad; por lo pronto, se conforman con una dádiva transformada en un “programa asistencialista”; regalando el pescado ajeno, en lugar de enseñarles a pescar.

Parafraseándolo, “ya chole” con su perorata de que es “el presidente más atacado de los últimos años”; sin embargo, no sé si sea la edad, el exceso de trabajo en el Palacio (que lo veo muy ojón para paloma) o una especie de amnesia desarrollada después de diciembre de 2018; no sé si sea el más atacado, lo que sí sé, es que por lo menos a Fox, Calderón y Peña, él sí se la pasó, como dicen los chavos, “mame y mame y mame” contra de ellos.

Cierto es que esos ataques sistemáticos que lanza un día sí y otro también desde el púlpito mañanero, no son otra cosa que justificaciones baratas que buscan hacer creer a la gente (claro a los que les cuesta trabajo entender que Andrés es una copia burda de todo eso que se pasó criticando por años) que es el mejor presidente de la historia y que sus resultados son, por mucho, mejores que los de sus antecesores, aunque sea en los dichos porque en los hechos, millones de mexicanos, tenemos otros datos.

Es lamentable ver cómo el “líder” de esta nación, se la pasa lloriqueando por todo. Se la pasa lloriqueando porque según él, todos lo atacan; pero no es que todos lo ataquen per se, pues él y su farsa de cuarta transformación, solitos se ponen para jugar a “péguele al negro”. Además cómo no “atacarlo” si se ponen de “pechito” con cada estupidez que hacen o dicen él y su séquito de malos para todo y buenos para nada de la cuatrote.

¿Por qué se la pasa llorando y acusando que nada nos gusta a los que “queremos que le vaya mal”? Si él se la ha pasado jode y jode con cualquier cantidad de calificativos para con los “fifís, los conservadores, los intelectuales orgánicos, los periodistas chayoteros”, y un largo rosario de etcéteras.

Neta quiere que se le tome en serio, cuando cada vez que emana de su viperina boca algún descalificativo para con alguno de sus “adversarios”, es para darnos carnita y poder señalar que cada vez va dando más muestras de su pendejez o de su demencia senil, sin ánimo peyorativo en contra de nuestros ancianitos.

Tal ha sido el caso de su “Quién es quién en las mentiras de la semana”. Una manera de seguir tratando de evidenciar la “miseria” de los periodistas, los reales, los que no se han puesto de tapete para “propagar” sus más de 50 mil mentiras proferidas durante su cacharro conocido como la mañanera; pero que ha logrado solamente mancillar, bajo el criterio vil de su gobierno, la tan prostituida libertad de expresión; esa que no le adula, esa que no le aplaude, esa que no se le empina, esa que no se calla ante la aplastante intentona presidencial de hacer que la prensa, toda, le rinda pleitesía.

Es de risa escuchar a tanto “despistado”, por no decirle de otra forma, que le aplaude al individuo que arribó al poder “que ahora sí, pinches chayoteros, ya se les acabó su mina de oro”. ¿Cuál mina, cuál oro? Deben estar muy, pero muy… Despistados, para creer que es trabajo del “presidente”, ponerse a calificar o descalificar el papel de los medios; dejando de lado que representar al Poder Ejecutivo, le obliga a gobernar para todos, no solamente para su jauría de Cacapet´s.

Qué lástima que todo aquello que dijo abatir de candidato, lo dejará abandonado en el camino; y todo para cumplirse caprichitos como el de desaparecer todo o casi todo, lo que no fue puesto en marcha por él. Estancias Infantiles, Seguro Popular, Fideicomisos, etcétera, etcétera, etcétera.

Veamos ahora con qué pendejada va a salir con lo de su “Gas del Bienestar”, una ocurrencia más que le aplauden sus fieles succionadores; sin medir las consecuencias que, por lo pronto, a Durango le ha costado la cancelación de una inversión de 200 millones de pesos de una empresa gasera.

Y de la Consulta que se sacó de la manga para mantener entretenidas a sus mascotas, mejor ni hablamos; porque es romperle el sueño a muchos, de gozar de ese sentido de pertenencia en un (Des) Gobierno que los toma en cuenta a través de una figura constitucional de participación ciudadana; que dicho sea de paso, aplausos para el INE que se la va a rifar organizando una farsa propuesta por el ocurrente macuspano.

Excelente que se nos pregunte constantemente sobre diversos tópicos, pero que en realidad nos lleven a algo; pero prostituir la Consulta Popular con un tema tan burdo, es, de verdad, una mentada de madre a nuestra inteligencia -.

Alteeeeeer… otra vez estás en mi computadora, jijo del maíz… – Pues tú ni la usas pinche Tío Cosa -.

Puedes comentar con Facebook
Anuncios