Opinión | Otra “mancha más al tigre” en el puente vehicular del bulevar Villa

Después de lo ocurrido en la línea 12 del metro, parece que la psicosis se apoderó de algunas personas que vieron algunas “fallas estructurales” en la obra que actualmente se encuentra en construcción en el bulevar Francisco Villa, el ya de por si polémico puente vehicular, que sigue sin gustar a un determinado grupo de la sociedad, y que ahora, según algunas publicaciones en redes sociales, presenta algunas fracturas a raíz de la colocación de una de las trabes, inclusive existe el supuesto testimonio de uno de los trabajadores de la constructora en el que asegura, que se les ordenó tapar con un hule estas fallas para que nadie se diera cuenta, una versión poco creíble, pero para las autoridades,  fue mejor empezar a aclarar estas versiones, pensando en la tranquilidad de la sociedad.

Aunque esta obra la realiza una constructora privada, fueron las autoridades de la Secretaría de Comunicaciones y Obras Públicas las que salieron a desmentir estos señalamientos, aseguran que no existen grietas ni otro tipo de afectaciones y se detalla que surgieron unas manchas de corrosión en uno de los pilares de este puente debido a las lluvias que se presentaron hace algunos días, precisamente el día en el que se realizó el montaje de estas trabes, y que si se hizo esta limpieza es por un tema “estético”, pues ahí se habrá de habilitar un parque para la convivencia de todas las familias.

Y de los hules que se utilizaron para supuestamente tapar las fallas estructurales, se dijo que se colocaron en esta parte de la obra para evitar que se acumulara más agua en la parte superior del pilar, ya que aún no culmina el proceso de construcción.

Otro de los sectores que respondió a estos señalamientos, fue la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción, en voz de su dirigente Raúl Montelongo Nevárez, quien para tratar de tranquilizar en algo a los “sobresaltados” ciudadanos, dio a conocer que se iba a conformar un grupo de peritos especialistas para revisar y analizar los trabajos de esta obra, aclarando que las empresas que integran esta cámara cuentan con el certificado de CEMEX donde garantizan que la colocación del concreto esta 100 por ciento garantizado.

Lo cierto es que este hecho viene a incrementar el malestar de una parte de la sociedad por la construcción de la obra, hay que recordar que varios grupos de ecologistas se inconformaron desde que se dio a conocer este proyecto, pues en un inicio se contemplaba retirar poco mas de 400 árboles de esta área, lo que se modificó y al final fueron alrededor de 120, se culpó también a la obra, de la reciente muerte de medio centenar, tal vez más, tal vez menos de las aves de la especie “tordos pecho amarillo”, en fin, son varios los “peros” que se le han puesto a una obra que parece que va a traer más descontento que beneficios, algo que no se va a comprobar hasta que este completamente concluida, con las especificaciones correspondientes y con una calidad que no deje ninguna duda, la intención es desahogar el tráfico que se genera a ciertas horas en esta zona de la capital, algo que debido a la pandemia se había olvidado, toda vez que cuando más intenso se llegaba a presentar, era debido a la hora de entrada de los alumnos de dos universidades, una preparatoria, una secundaria y una primaria, algo que de momento desapareció con la suspensión de las clases, ahora hay que esperar que esta obra se concluya y que el movimiento escolar vuelva a la normalidad para ver quién tenía la razón.

Puedes comentar con Facebook
Anuncios