Opinión | Pandemia y reactivación de la economía, retos de JAT

Diputados de Morena se enemistan con la Diputada Sandra Amaya

Lo que parecía ser una inofensiva gripe, el Covid- 19, llego a pegarnos en donde más duele, con más de 88, mil 500 mexicanos fallecidos y una economía en crisis la cual no parece tener fin y con un gobierno incapaz de enderezar el rumbo.

En Durango, el gobierno de José Aispuro Torres, ha sido muy responsable en el manejo de la pandemia.

A pesar de la falta de apoyo federal; se complicó  la inversión pública empero se optimizó el gasto en programa esenciales para ciudad la salud y el empleo.

Frente a un calendario electoral, que ya está a la vuelta de la esquina, en la entidad hay un clima de hartazgo ante la crisis de salud pero hay confianza en un gobernador que ha jugado las mejores cartas en el manejo de la pandemia.

Falta liderazgo en el congreso local

Con todo y coronavirus, para Mario Delgado, ganador de la encuesta que lo acredita como  dirigente nacional de Morena, los próximos días serán definitivos para saber si hay reconciliación con Porfirio Muñoz Ledo, quien se dice robado mediante una inversión  millonaria de recursos que se gastaron en la campaña de su adversario, que no se sabe de dónde provienen.

El veterano Politico, no acepta la derrota y llama a las bases de Morena para defender la legalidad.

Como quien dice, con un proceso interno concluido mediante encuestas organizadas por el INE, aún hay muchas cosas que se habrán de ver.

Mientras, Morena se desmorona por pugnas internas, el tiempo sigue su curso y el resultado de las elecciones en Coahuila e Hidalgo, es referencia de lo que puede suceder en las elecciones del próximo año.

En Durango, el partido del presidente existe de membrete pero la verdad los diputados, jalan para donde les prometen el hueso, pero de trabajar por sus representados nada de nada.

La fracción de los “duros”,en el grupo morenista en el congreso local, cada quien trae sus intereses y lo que diga la legisladora Sandra Amaya, los tiene sin cuidado.

Entre los compañeros de bancada de Sandra Amaya,  no existe buen trato, se dice que ella representa a nivel local lo más corrupto de la 4-T.

Los desencuentros con la férrea legisladora Nancy Vasquez y Pablo César Aguilar, son cosa de todos los días y lamentablemente la presidenta de la JCOPO, sin cómo responderles pues le hablan con la pura verdad. En fin así se lleva esos dignos representantes populares.

Puedes comentar con Facebook