Opinión | Paquete Económico 2021 (Criterios Generales de Política Económica)

El pasado 8 de septiembre se entregó por parte del Ejecutivo Federal a través de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), el Paquete Económico 2020. El 20 de octubre se tiene que aprobar por la cámara baja la Ley de Ingresos y enviarse al Senado de la República para su análisis y aprobación; por tratarse de una iniciativa de ley, debe aprobarse por diputados y senadores con fecha última el 31 de octubre.

Por su parte el Presupuesto de Egresos de la Federación se deberá aprobar a más tardar el 15 de noviembre siendo facultad exclusiva de la Cámara de Diputados. En esta primera entrega se dará a conocer el punto más importante que está determinando mes a mes el comportamiento económico mundial.

El entorno macroeconómico previsto para 2021 se encuentra sujeto a diversos riesgos tanto al alza como a la baja. Entre los primeros destacan el descubrimiento de una vacuna para el Covid-19 que permite una reapertura amplia temprano en el año, así como una mayor inversión resultado de la disipación en la incertidumbre en los mercados financieros, por mayor relocalización de empresas para aprovechar las ventajas comparativas del TMEC o ante mayores disminuciones en las tasas de interés domésticas. Entre los segundos resalta una reactivación interna más lenta que la anticipada y una recuperación menor que la esperada para Estados Unidos, por incertidumbre asociada a su próximo proceso electoral o por escalamiento en las tensiones comerciales y geopolíticas con China.

La información sobre movilidad de las personas basada en el uso de teléfonos celulares, cuya penetración en México se estima en 76.7% en localidades urbanas y 47.7% en rurales, está funcionando como un buen proxy de la suspensión de actividades —a falta de información frecuente y confiable proveniente de los negocios— y, por tanto, como predictor de la situación económica. Un análisis simple de los datos muestra que una reducción en la movilidad de 20% en el segundo trimestre de 2020 respecto a la observada en enero, predeciría a una contracción de 13.5% del PIB en el segundo trimestre del año con respecto al cuarto trimestre de 2019. Lo anterior tiene dos implicaciones importantes. Primero, que el grado de cierre de las economías, aproximado por la disminución en la movilidad registrada, parece explicar la mayor parte de las variaciones en el PIB. Esta idea se ve apoyada por hallazgos recientes de estudios para EUA sobre la limitada efectividad de los estímulos implementados para incrementar el consumo de la población en general; no obstante, éstos han sido efectivos en la población de bajos ingresos, con restricciones de liquidez, o desempleada. Así, la menor contracción económica observada en dicho país en el segundo trimestre parecería estar más relacionada con la menor reducción en la movilidad experimentada, igual a 15.4%.

La posibilidad de rebrotes y la incertidumbre sobre su magnitud, la de las medidas de confinamiento necesarias para controlarlas y el impacto de estas últimas sobre la economía continuarán pesando sobre las decisiones de los agentes económicos en el futuro próximo y, por tanto, sobre el ritmo de la recuperación. Sin embargo, un análisis sobre la intersección de la economía y la epidemiología usando la información disponible al momento apuntan a que es posible tener una reapertura económica que es al mismo tiempo vigorosa y segura para la salud. En una investigación reciente se han modelado redes con los contactos, las relaciones económicas y la dispersión de la enfermedad que puede ocurrir entre distintos tipos de individuos. Se asumen dos tipos de sectores económicos: uno que implica poco contacto con otras personas, como la minería, la construcción, la agricultura y las manufacturas, y otro que implica una elevada interacción, como servicios de acomodación, entretenimiento y ventas al menudeo. Su principal hallazgo es que la reapertura de los sectores que involucran menos contacto implica bajos riesgos de rebrotes e incrementa significativamente el producto, dado que sus trabajadores tienden a ser en promedio más productivos.

campillo21@gmail.com

@ccampillo21 en twitter

Puedes comentar con Facebook