Opinión | Partidos samaritanos con la clases virtuales

En los últimos tres meses, el modelo de comunicación política en México ha sufrido cambios significativos. La excusa es la pandemia, pues el presidente de la República, emitió un decreto en donde devolvía los tiempos fiscales a los medios masivos para que los comercializaran pues las grandes empresas de la comunicación se estaban viendo afectadas por los efectos del nuevo coronavirus y ahora, estos tiempos oficiales serán usados para la transmisión de clases virtuales, puesto que el inicio del ciclo escolar no será de manera presencial.

En efecto, tanto el INE como los siete partidos nacionales renunciaron a sus tiempos en radio y televisión para que la SEP transmita, sin interrupciones, contenidos educativos. Sin embargo, el organismo advirtió al Gobierno federal que no podrá usar sus espacios en medios electrónicos para hacer propaganda gubernamental.

“(El INE), en un ejercicio de ponderación, privilegia el derecho a la educación y considera que los tiempos del Estado a disposición de este Instituto se deban destinar a la impartición de las clases en un ejercicio de colaboración con las autoridades educativas y de salud, para apoyar la continuidad de los estudios de las niñas, niños y adolescentes en México… Es importante señalar que dicho tiempo no podrá ser comercializable por los concesionarios, ni utilizado para la transmisión de propaganda gubernamental”, indica el acuerdo aprobado por el Consejo General.

Los tiempos oficiales, tras el decreto presidencial de mayo del 2020, establecen 51 minutos en radio y 41 en televisión al día, los cuales se distribuyen entre los partidos políticos de manera proporcional a la última votación federal, y los promocionales de 30 segundos se difunden en diversos bloques durante todo el día, interrumpiendo la programación habitual.

El documento señala que esta decisión permanecerá hasta que las autoridades educativas así lo determinen, y los partidos estarán en su derecho de pedir, en cualquier momento, reiniciar con la transmisión de sus spots.

En la discusión, los representantes del PAN, PRI y PRD pidieron al Gobierno no hacer uso de los programas educativos para fines electorales.

DESDE EL PARTENÓN

Esteban Calderón Rosas citó a jueces y magistrados para decirles que no va a renunciar a la presidencia del Tribunal Superior de Justicia. Va a defender al Poder Judicial como López Portillo defendió al peso. Gamero dice que la lucha sigue; el gobernador tendrá que fungir como árbitro y tomar una decisión salomónica.

Puedes comentar con Facebook