馃枈Opini贸n |聽驴Ya pas贸 lo peor?

Hace un par de d铆as el presidente Andr茅s Manuel L贸pez Obrador dijo a los mexicanos que 鈥測a pas贸 lo peor鈥, se refiere al tema de la pandemia y sus consecuencias. Su discurso en os 煤ltimos d铆as enfatiza que a partir del presente mes comienza la recuperaci贸n econ贸mica en el pa铆s.

Quisi茅ramos creerle, la sociedad tan lastimada por el estr茅s, el saberse en peligro, la informaci贸n escalofriante sobre el n煤mero de muertos, no solo por el nuevo coronavirus sino tambi茅n por la delincuencia; esta sociedad necesita con urgencia un poco de optimismo. El presidente parece ofrecerlo al asegurar que todo estar谩 bien de ahora en adelante, pero鈥

Las benditas redes sociales han mostrado la evidencia, contundente, irrefutable de todas las ocasiones, demasiadas veces que el presidente ha repetido la misma frase 鈥測a pas贸 lo peor鈥 y la primera vez hab铆a que creerle, es la persona mejor informada del pa铆s; la segunda habr铆a que comprenderlo, le toca actuar en circunstancias extraordinarias; la tercera ocasi贸n que lo dijo pues hab铆a que creerle siendo comprensivos y apostando al optimismo, la tercera es la vencida. Pero lo dijo una cuarta, una quinta, sexta s茅ptima y una en茅sima ocasi贸n 驴alguien le sigue creyendo?

Pero a 茅l no le importa, lo repite una y otra vez, entiende, de acuerdo con el manual de Goebbels que una mentira repetida mil veces se convierte en verdad. As铆 hizo su campa帽a y as铆 gobierna, a base de mentiras repetidas hasta el cansancio y gente deseosa, necesitada de creer, de aferrarse a algo.

En el asunto este de la pandemia, asegura que su estrategia ha funcionado, que M茅xico es ejemplo en el mundo, que se hizo lo correcto, que los cient铆ficos que opinan diferente o que tienen otros datos son reaccionarios, conservadores, neoliberales, adversarios, pagados, antipatriotas, etc茅tera, etc茅tera.

Ha sido emblem谩tica su negativa a usar y a reconocer los beneficios del cubreboca; lo usar谩 cuando ya no haya corrupci贸n, dice, y la corrupci贸n campea en su gobierno y entre sus funcionarios.

Del cubreboca parece importar m谩s el orgullo, no quieren reconocer que todo este tiempo han estado equivocados.

En otros pa铆ses han cambiado y han corregido sus estrategias, especialmente en Europa donde tras sus amargas experiencias ahora es obligatorio traer cubiertas nariz y boca en espacios p煤blicos y en el transporte. Hasta el irremediable Donald Trump ha recuado en esta materia.

Pero los L贸pez, Obrador y Gatell no parecen estar dispuestos a admitir que se equivocaron, 鈥淟a fuerza del presidente es moral, no es una fuerza de contagio鈥 han dicho y ahora tales palabras son dogma de fe y no pueden ser desmentidas.

La ciencia les ha restregado en su narices, una y otra vez, que est谩n equivocados, que el cubreboca ha dado resultados evidentes en donde se ha probado y los n煤meros les demuestran d铆a a d铆a que os mayores contagios y muertes est谩n justo en los pa铆ses que se resisten a admitir la evidencia. Pero no pueden reconocer el error. L贸pez no se equivoca. Su infalibilidad es pontificia.

El presidente ya comienza a soltar justificaciones y culpas, fiel a su estilo, dice que 鈥渢an bien que 铆bamos鈥 pero como dicen los chavos en sus memes, me lastime la rodilla. Y fiel a su estilo culpa a otros al tiempo que recurre a su otra t谩ctica, la de ocultar, alterar la realidad y simplemente mentir.

Al parecer nadie le ha podido decir que no 铆bamos nada bien, que desde sus primeras decisiones como gobernantes y una tras otra, 茅l se ha encargado de que vallamos mal; en lo econ贸mico, en el empleo, en la inversi贸n, en seguridad, en educaci贸n y desde luego en salud.

驴Usted le cree que ya pas贸 lo peor? Yo tampoco.

@MCervantesM

Puedes comentar con Facebook