Opinión | Porfirio no perdona deslealtades

Extinción de fideicomisos un golpe al país

La desaparición de los 109 fideicomisos, aunque se diga lo contrario se dejara de apoyar a sectores muy importantes de la vida diaria del país.

Durante los 365 días del año, hay desastres meteorológicos; la actividad científica y cultural está en pañales y se quedarán sin los apoyos necesarios para apoyar dichos sectores.

La urgencia de obtener recursos para continuar apoyado en los proyectos prioritarios, como es el caso del tren maya; el aeropuerto de Santa Lucía y la onerosa refinería de dos bocas, requieren carretadas de dinero y esa es la forma de sostener el gasto.

Los apoyos asistenciales a jóvenes y personas de la tercera edad, tienen importancia singular y fines electorales.

Afectará también el apoyo a enfermedades catastróficas como cáncer, sida y diabetes. El problema de falta de medicamentos para niños con cáncer es una problemática sin resolver y tal parece se agravara aún más durante el próximo año.

A el estado de Durango, golpeara mucho la posible cancelación del fideicomiso del fondo metropolitano de la laguna duranguense y Coahuila, el cual a tenido poco apoyo federal.

Para los creadores cinematográficos el problema será mayúsculo pues tal parece no habrá recursos para dicha actividad.

La extensión de fideicomisos, es una medida a rajatabla, que se aplica por necesidades específicas del gobierno federal para obtener recursos y destinarlos en otros rubros.

Se dice que es parte del proyecto de la 4-T de moralizar la función pública, lo cual se pudo haber echo de otra manera pues se golpea a los que más requieren de ese tipo de apoyos.

Para el gobierno de José Aispuro Torres, el próximo año, se vislumbra complicado por la extinción de fideicomisos; estragos de la pandemia del coronavirus y las secuelas en materia económica.

El gobierno aispurista tiene a favor que la disciplina en el gasto es a ojos visto; desde el inicio de la administración se cuidó el gasto público, aplicando austeridad y disciplina.

Otra encuesta decide el rumbo de Morena.

Aunque no hay nada escrito ,el destino de todos aquellos    y aquellas que se alinearon al grupo de Mario Delgado, tal parece no tendrán tiempo para recapacitar pues su suerte ya está echada.

No es difícil que dinosaurio Porfirio Muñoz Ledo, sea el ganador y ese señor no sabe perdonar a los desleales.

De esos está lleno no solo el congreso del estado, sino qué hay muchos que se dicen fieles a la cuarta transformación.

Y que decir de las oficinas de bienestar que ya no hace honor a su nombre más bien es una cloaca llena de corrupción y nepotismo.

Salud por la cuarta transformación!

Puedes comentar con Facebook
Anuncios