Opinión | Reformas a la ley del Infonavit

A principios de este mes el Ejecutivo Federal envió una iniciativa de ley para reformar diversos artículos de la Ley del Instituto del Fondo Nacional de Vivienda para los Trabajadores (Infonavit), dicha iniciativa fue aprobada en esta semana por el Senado de la República quedando pendiente la aprobación por la Cámara de Diputados. Por tal motivo se darán a conocer las reformas, beneficios e impacto económico esperado una vez que entre en vigor la nueva ley.

Las reformas en la ley del Infonavit son: i) reconoce que los trabajadores tienen derecho a recibir su crédito de forma directa y sin intermediarios; ii) los derechohabientes podrán solicitar un crédito del instituto cuantas veces lo necesiten; iii) establece que el suelo es una precondición del suelo y por lo tanto apoya a que los trabajadores construyan su casa; iv) la adquisición de créditos podrá ser utilizados para refinanciar préstamos adquiridos con entidades bancarias; v) el trabajador será libre de decidir la aplicación de su crédito, ya sea para comprar un terreno, ampliar su vivienda o construir, con lo que reactivará la economía.

Los beneficios que se espera son: i) Los empleados podrán acceder a los préstamos de forma directa para utilizarlos, por ejemplo, en la adquisición de terrenos; ii) Infonavit puede financiar proyectos de autoconstrucción de vivienda en terreno propio, que posea el trabajador; iii) Al Infonavit se le quita la limitante de financiar créditos subsecuentes; iv) si al trabajador no le gusta la oferta del mercado, puede buscar un terreno e irlo pagando. Al terminar, puede tramitar un crédito de autoconstrucción y se le otorga el monto que corresponda para que pueda fincar su casa.

De aprobarse las reformas se contará con 5 maneras de obtener un crédito: i) adquisición de suelo: Se permite al Infonavit otorgar créditos para la adquisición de suelo para construir una vivienda, lo cual podría beneficiar en el corto plazo a 320,000 derechohabientes con voluntad de obtener un crédito para compra de terreno, principalmente en entidades como el Estado de México, Morelos y Ciudad de México; ii) autoconstrucción, remodelación, reparación y ampliación: se prevé explícitamente la posibilidad de otorgar crédito para la autoproducción de vivienda, con un beneficio para 2.3 millones de derechohabientes. Se dijo que con esta modalidad y durante el primer año de implementación, se podrán alcanzar 170,870 créditos; iii) refinanciamiento de créditos del Infonavit: Permitirá mejorar los términos y condiciones de créditos contratados en el pasado para que los acreditados obtengan mejores condiciones de crédito y con ello realizar 35,000 acciones de financiamiento, con bajas esperadas de al menos 2 puntos en las tasas de interés, así también que los trabajadores puedan refinanciar préstamos que han sacado con instituciones bancarias; iv) más créditos subsecuentes: se busca aumentar la capacidad crediticia de los derechohabientes al poder suscribir un segundo crédito directamente con el Infonavit, con lo que se espera que la colocación de créditos subsecuentes se incremente 34.5% (5,000 acciones); v) acceso a crédito para derechohabientes sin relación laboral activa: esta opción se dará conforme a las reglas que establezca el Consejo de Administración del Infonavit, pero se prevé que la colocación en corto plazo sea de 10,000 créditos; equivalente a 3% de la colocación total anual en hipotecarios del Infonavit.

En el caso de Oaxaca, 80 por ciento es propiedad comunal o ejidal, entonces no hay terrenos para desarrollos. Sin embargo, si podrá adquirir suelo ejidal. Si se llega a aprobar la iniciativa se podrán dar 10 mil créditos y otros trabajadores tendrán la posibilidad de acceder a créditos de financiamiento de forma libre y consciente. El financiamiento de manera directa también servirá para satisfacer la demanda de mejoras y ampliación en los hogares que, según estimaciones, representan 70 por ciento de los 9.4 millones de acciones de vivienda necesarias en México (2.3 millones de trabajadores han mostrado interés por este préstamo), con la reforma, el impacto aumentaría 18 por ciento en el primer año de aplicación.

campillo21@gmail.com

@ccampillo21 en twitter

Puedes comentar con Facebook