Opinión | Resplandor entre rejas X

MALAGRADECIDO

-Bueno es muy breve. Yo sé que ya llevo mucho tiempo aquí interno y honestamente en el paso del tiempo, gracias quizás a mis compañeros y a los pocos amigos que me han apoyado, a mi familia, pues he logrado salir adelante y a entender muchas cosas; he asimilado más que nada ya el estar aquí interno… El motivo y todo.

Por ahora para mí lo más importante es lograr entender a mi familia, porque no la conocía bien. He tenido varios problemas con ellos… Con tíos, primos, etcétera y me decepciona mucho; quisiera verlos y que me explicaran por qué tanto odio contra mí. Nunca pensé que mi familia me tuviera tanto coraje; y es que no saben mi situación porque no han venido a verme… No me han preguntado… Y ya me catalogan como un delincuente, un delincuente de lo peor y tienen un odio, un rencor contra mí. No sé el motivo a pesar de que yo siempre estuve ahí con ellos, me conocieron, saben cómo soy y sí me decepciona mucho mi familia.

*¿Qué vas a hacer?

  Pues he tenido muchas ideas… No puedo decir que muy buenas. Platicaba por ejemplo con mi padre  sobre cuando yo salga poder demostrarles que nada ni nadie me pudo hacer sentir mal pero… Honestamente sí me siento mal… Quisiera demostrarles que no me hacen falta ahorita, las personas más importantes en mi vida es mi madre, mi padre, mis hermanos y los pocos amigos… Mis compañeros… Los que están alrededor  y que realmente me están apoyando; son las únicas personas que me interesan ahorita, pues quisiera demostrarles que a mi salida realmente cambié  y que si ellos me catalogan como un delincuente pues es muy su problema. Espero que algún día pueda verlos y que me logren conocer, porque pienso que están muy equivocados.

* Pues creo que no te conocían, ni tú a ellos…

– Pues no… Quizás en las vacaciones; ahí los veía y todo, me llevaba muy bien con ellos… Con mis primos… Con varios de mis tíos y me la pasaba muy bien; pero ahora veo que para ellos siempre fue la hipocresía… Es el punto clave… Como que les gusta ser hipócritas y yo no quisiera ser así como ellos. Pienso mucho que mi familia es hipócrita, porque desde un tiempo pues me trataban bien, me echaban la mano en muchas cosas y ven mi problema ahora y me critican; quizás tengan razón que cuando era niño necesitaba cariño porque siempre me sentí solo y me refugiaba en ellos, pero ya veo que todo fue pura hipocresía, pues sólo intentaban quedar bien con mi padre.

* ¿Cómo estás ahora con tus papás?

– Pues más que nada la confianza… La confianza con mi padre ha despertado un poco más; ya hemos platicado de este tema pero yo no sabía de lo que mis familiares comentan sobre mí allá afuera. Apenas el domingo pasado platicamos de ese tema pero la confianza de mi padre y la fuerza que yo veo que él tiene pues me hace echarle más ganas… Por él… Por mi madre… Por mis hermanos y por las personas que igual están a mi alrededor.

Debo demostrarles y agradecerles. No quiero ser un malagradecido con ellos, porque ellos están perdiendo mucho tiempo en estar viniendo… Están perdiendo quizás su propio dinero en gastarlo en venir a verme,  en comprarme algo y no quiero ser un malagradecido. Igualmente a mi madrastra que me ha poyado mucho y se le agradece, porque nunca pensé que estuviera conmigo porque no era su obligación apoyarme; sobre todo porque dese pequeño la odiaba y fui creciendo con ese odio y, hasta apenas aquí adentro, empecé a valorar lo que ella ha hecho por mí, lo que sigue haciendo y pues ahí sí tengo mucho apoyo… Pero no sé por qué tengo que ponerme a pensar en esos tíos que ahora me ven de otra manera… Simplemente hipocresía.

*Tomada del libro: Espinosa M.. (2015). Resplandor entre rejas. México D.F.; Benito Juárez, SNTE.

Puedes comentar con Facebook