Opinión | Se pierde la oportunidad de fortalecer Aguas del Municipio

A pesar de las múltiples reuniones y consideraciones que se realizan previo a la presentación de los proyectos de presupuesto de Ingresos y Egresos de los Ayuntamientos, en esta ocasión –fieles a las actuaciones que tienen los integrantes de la 4T en los congresos federal y locales- se le rechazó ese proyecto a la administración municipal de esta capital, lo cual provocará que la movilidad en cuanto a obras y proyectos continúe prácticamente estancado en Durango.

Es evidente que la situación económica por la que se atraviesa en esta entidad debido a la pandemia provocada por el Coronavirus, así como en el resto del país, es bastante complicada, y se espera que durante los primeros meses del 2021, esto tal vez empeore, ya que se arrastran una serie de acciones que han detenido una gran cantidad de actividades y que de manera irremediable desembocará en pérdidas y cierre de negocios, por el momento la única esperanza es que la vacunación empiece cuanto antes para estabilizar poco a poco la movilidad y que en el segundo semestre del próximo año se empiece a ver un mejor panorama para todos.

Una de las buenas intenciones de la administración municipal de esta capital, a través del titular de Aguas del Municipio, el ingeniero Rodolfo Corrujedo carrillo es la de terminar con el grave desperdicio de agua potable que existe en una de las ciudades con las tarifas más bajas por el cobro de este servicio indispensable para la vida cotidiana, el llevar el agua potable a los hogares de miles de duranguenses, tarea nada fácil que por desgracia no todo mundo valora y que solo hasta que les falta el agua, se dan cuenta de la importancia de contar agua para las necesidades básicas, de higiene personal, aseo, la preparación de los alimentos y más.

Desde el inicio de esta administración se dio a conocer el crítico estado financiero en el que se encontró Aguas del Municipio, situación que ya se veía venir por parte del entonces candidato, hoy alcalde de la capital, Jorge Salum del Palacio, por lo que “echó mano” de uno de los funcionarios más experimentados en su área, por lo que fue en plena campaña que hizo el primer nombramiento de quien sería el titular de esta dependencia en caso de ganar las elecciones, algo que finalmente sucedió y ahora, Corrujedo Carrillo lucha por mantener esta dependencia que tiene como su principal objetivo dotar de agua potable a los habitantes de esta ciudad, misión muy poco valorada por casi la mayoría de la gente.

Sin embargo este trabajo lleva implícito una gran carga social, por años, de manera totalmente errónea, el vital líquido se ha utilizado como “moneda de cambio”, de todos es conocido que por años, fue la “caja chica” de los Ayuntamientos, eran tiempos de bonanza en la que una gran cantidad de líderes tenían todo tipo de concesiones y prebendas a costa del Sistema de Agua Potable, cualquiera que fura su nombre, y lo peor, del agua en sí, algo que lamentablemente generó la cultura del “no pago” y que ahora está costando mucho trabajo revertir, incrementar las tarifas de agua potable reactivaría de manera muy importante este sistema, no obstante, las autoridades en turno difícilmente se van a atrever a hacerlo, a pesar de que sea más que necesario, la prueba está en que los diputados rechazaron la pretensión de que se incrementara en un cinco por ciento el recibo de las personas que abusan en el consumo de agua potable, un cinco por ciento a quienes utilicen más de 20 mil litros y un 10 por ciento a quienes usen más de 30 mil litros al mes, cifra que en el padrón de usuarios solo representa un 15 por ciento y que por justicia se les debería de cobrar más, algo muy difícil para que los diputados lo entiendan o quieran entender.

Puedes comentar con Facebook