Opinión | Si Pacheco quiere ganar, del “Bocho” se tiene que acompañar

El partido Revolucionario Institucional cuenta con personajes con una excepcional carrera legislativa, en su momento, fueron excelentes diputados, estudiosos de las leyes, propositivos, dedicados a presentar iniciativas que beneficiaran a sus representados, defensores ante los argumentos de la oposición, combativos, polémicos y participativos, algo que hace mucha falta hoy en día, especialmente con la llegada a los Congresos -de la Unión y locales- de personajes que registraron sus candidaturas porque no había más, y que resultaron ganadores gracias a la ola “López-Obradorista” (por eso estamos como estamos).

Sin embargo, este tipo de personajes “no dan” en las campañas políticas, es decir, carecen de simpatía, no hacen la conexión que se requiere con los electores y a pesar de su experimentada trayectoria, están en riesgo de perder sus distritos, uno de los ejemplos más representativos del tricolor es el actual dirigente de la CTM en Durango, Ricardo Fidel Pacheco Rodríguez, aspirante a la diputación local por el segundo Distrito, curiosamente, este espacio lo buscó otro priista con idénticas características, y adivine usted lo que sucedió, efectivamente, perdió ante el doctor Jesús Dávila Valero, quien compitió bajo las siglas y colores del partido del Trabajo y detuvo el intento de llegar de Benítez al Congreso local, y como dato adicional, Luis Enrique Benítez logró en otra ocasión la victoria gracias a la campaña que realizó su suplente, una joven carismática e inquieta Susy Torrecillas, quien busca un espacio en la próxima legislatura.

  Por azares del destino, Pacheco Rodríguez se encuentra en una posición idéntica a la de Benítez, además de su gente, requiere de un suplente fuerte, con carisma, identificado con las bases, con trabajo de campo y lo más importante querido por la gente, para su fortuna, existe un joven inquieto, que desde hace años ha hecho “clic” con los ciudadanos que lo han conocido y convivido con él, sin mencionar los beneficios que ha logrado gracias a su permanente gestión, y tal vez el nombre de Daniel Salazar Díaz no le diga mucho, pero si hablamos del “Bocho”, la cosa cambia, priista consumado que sigue a la espera de que el PRI le dé la oportunidad de ocupar un espacio como representante popular, lamentablemente se lo han negado en varias ocasiones, cuando su trabajo lo avala, ha sacado al PRI de varios atolladeros, y para Pacheco, hoy es cuando si acepta que “el Bocho” sea su suplente y que como siempre -se muera en la raya- durante una campaña que no será nada fácil para el PRI y sus aliados.

Lamentablemente Ricardo Pacheco “la sigue pensando” el tiene en la mira a otros perfiles, quiere ganar con gente que no le va a abonar nada a su campaña, por el contrario, por su falta de trabajo, por su desarraigo hay otros jóvenes que “no le van a dar”, hoy  con el nombre o apellido no se gana, se logra con un trabajo permanente en tierra, con recorridos diarios, con la atención a la gente, algo que “Bocho” realiza desde hace años, desde la trinchera de la CNC, además de su interés por prepararse académicamente y terminar la carrera de abogado, mediante la cual ha podido apoyar de una manera más efectiva a quien se lo solicita, si bien en estos tiempos nadie es garantía de triunfo, si hay a quien se le puede garantizar la derrota en caso de que no se rodee de las personas adecuadas, y uno de ellos es precisamente Ricardo Fidel Pacheco Rodríguez, sobre aviso, no hay engaño.

Puedes comentar con Facebook