Opinión | Sigue guerra de encuestas

Vaya problema en la que se metieron los dirigentes locales del partido Acción Nacional y del Revolucionario Institucional con la decisión de que sus respectivos aspirantes a la gubernatura, realizaran una precampaña con la intención de “medir” la aceptación que tienen en el territorio estatal, de esta manera, “de la nada”, resultó que el ex Secretario de Gobierno, Héctor Flores Ávalos, subió en las preferencias más rápido que la espuma y en poco menos de 15 días, alcanzó a quien desde hace tiempo es el designado de esta alianza para encabezar la candidatura, Esteban Villegas Villarreal.

Ahora, esta “sana” competencia se ha convertido en una encarnizada contienda por alcanzar esta posición, y lo peor de todo, es que Héctor Flores “ya se la creyó”, sin haber disputado una sola elección, ni siquiera para presidente de la sociedad de alumnos de alguna de las escuelas en las que cursó sus estudios, siente que el es la persona indicada para hacer frente a Morena, las demostraciones de apoyo en esta precampaña le obnubilaron la razón y el entendimiento, y alentado por varios panistas que desde siempre estuvieron y están en contra de esta alianza que consideran “antinatura”, hoy tratan de que el ex senador sea el candidato a la gubernatura representando a Acción Nacional, es decir, lo están llevando al desfiladero con tal de que el candidato no sea el priista, quien dicho sea de paso, es el que tiene la más alta preferencia en el territorio estatal, y si el senador David Zepeda consideró en la visita que realizó a esta capital que sería una “locura” que Héctor Flores y el PAN no encabezaran esta candidatura, sería peor que la encabezara, dadas las circunstancias que se viven en estos momentos políticamente hablando.

De manera sabia, Jorge Salum del Palacio se bajó desde hace algunas semanas de esta competencia, lo que alentó al ex Secretario de Gobierno y lo hizo soñar en grande, de ahí en adelante no se ha detenido en su precampaña, en donde anda como “niño con juguete nuevo” con sensaciones que tal vez nunca haya experimentado, las que le hacen suponer, que todo mundo está con él, que va a recibir el apoyo en las urnas, y que es “invencible”, nada más alejado de la realidad, lo único que ha mantenido la calma en este enrarecido clima es la prudencia de los dirigentes locales, tanto Verónica Pérez, presidenta del PAN y de Arturo Yáñez Cuellar, quienes han tenido que actuar como hábiles esgrimistas para “capear el temporal” que se ha dejado sentir debido a las declaraciones de varios actores políticos de Acción Nacional, entre estos, como ya se mencionó, las de David Zepeda, quien se paso de la raya con ataques hacia el PRI y hacia Esteban, cuando el enemigo en esta ocasión, está en otro lado.

Y si todo se da, tal como lo tienen pensado los dirigentes nacionales del PAN, del PRI y del PRD, en breve se dará la designación de Esteban Villareal a la candidatura de esta alianza, con o sin encuestas, el priista es -por mucho- el mejor perfil para hacer frente a esta dura batalla que se aproxima, en contra de una candidata que se ha dado a la tarea, en primer lugar, a que la conozcan en la totalidad del estado, y en segundo a sondear a los morenistas sobre quienes son las personas que le van a ayudar a sumar votos en este proceso, aunque como están las cosas de divididas, no en todos los municipios va a lograr este cometido, Durango, al igual que el país está sumamente polarizado, por lo que solo queda esperar ver quien maneja mejor las circunstancias, los tiempos y los momentos para salir airoso de la contienda.

Puedes comentar con Facebook
Anuncios