Opinión | Urge detener la ola de suicidios en esta entidad

Resulta preocupante el número de suicidios que se registran en Durango, son ya 144 en lo que va de este año y solo en el mes de octubre son 15 personas las que decidieron escapar por la fuerza falsa, tres de estos en un mismo día, algo que lamentablemente se hace cada vez más común, por lo que se corre el riesgo de que se vea como algo normal, cuando es un fenómeno que hay que prevenir.

Tristemente los jóvenes ocupan ya un lugar destacado en estas cifras, aunque no hay que olvidar que recientemente una menor de tan solo 10 años se quitó la vida, triste, abatida, desesperanzada por la muerte de su tía, quien era para ella “lo mas importante” y en su razonamiento, lo hizo para reencontrarse con ella, pero así, de esta manera, sin que nadie la ayudara a superar este duelo, que le dieran todo el amor que en esos momentos se requiere, sin embargo, hoy, ya es demasiado tarde.

  Y seguramente este no es, ni será, un suicidio que se pudo evitar, lamentablemente la pandemia nos ha dejado a todos una serie de secuelas emocionales que a pesar que en ocasiones no se manifiestan, están ahí, muy adentro, escondidas en nuestras mentes con el riesgo de detonar en cualquier momento, se sabe que los suicidios son multifactoriales y no hace falta  mucho para que se presenten, lamentablemente para la mayoría de las personas es muy difícil detectar la depresión y la ansiedad, vemos la tristeza, la seriedad, la violencia, el desánimo y otras conductas como algo normal o tal vez pasajero, no ponemos la adecuada atención en algo que puede terminar muy mal, como es que alguien decida “dejar de sufrir” aunque tenga deseos de vivir.

   Por esto, resulta incomprensible cómo niños, jóvenes, mujeres, hombres y ancianos decidan terminar con su vida, a pesar de tenerlo todo o de no carecer de nada, de tener salud, de contar con una familia, de estar a cargo de uno dos o hasta más hijos, nada detiene a quien ya ha perdido la esperanza en todo y en todos, y es precisamente aquí en donde hay que intervenir, como padre, como madre, como hijo, como compañero de trabajo, como novio, como esposo, no debemos dejar pasar ninguna señal negativa, ninguna conducta diferente o extraña, esto resulta básico para prevenir los suicidios, nunca hay que dejar solo a nadie, y menos, en sus peores momentos.

  El día de ayer, en otro de sus atinados proyectos, el Consejo Estatal Ciudadano, encabezado por el ingeniero Jorge Clemente Mojica Vargas, reunió a la Fiscal, Ruth Medina Alemán y al Secretario de Salud, Sergio González Romero, así como algunos otros funcionarios y representantes de este consejo para diseñar una estrategia que en breve se dará a conocer y que se pretende poner en marcha de inmediato, buscando cortar esta lamentable cadena de suicidios que aquejan al estado de Durango, pero no solo eso, a todo el país y a una gran cantidad de países en un mundo que resulta cada vez mas complejo e inexplicable, que requiere de la intervención y de la voluntad de todos, por lo que en breve todos sabremos que nos toca hacer. 

Puedes comentar con Facebook
Anuncios