Perspectivas Económicas Globales. Saturación de proyecciones y errores

Por Daniel Arturo Campillo Campos

El Centro de Estudios de las Finanzas Públicas dio a conocer en la semana el informe provisional de septiembre de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), llamado “Perspectivas Económicas Mundiales: Pagando el precio de la guerra”. En el informe se reducen las proyecciones de crecimiento para las principales economías del mundo desde las últimas Perspectivas Económicas publicadas en junio. La intención de mostrar algunos de los puntos más relevantes del informe no son dichos puntos, sino el cambio en las proyecciones que un organismo como la OCDE realiza en tan poco tiempo. Desde mi punto de vista el modificar las perspectivas cada trimestre resta credibilidad al análisis, se convierte en un mercado de apuestas, se usan a conveniencia las cifras y en ningún momento se ofrecen disculpas por lo errores que se llegan a cometer. Además, no solo es la OCDE, es el FMI, el Banco Mundial, el Banco de Pagos Internacional, Stadard & Poors, KPMG, Deloitte, todos los bancos privados globales, y un largo etc. Es decir, existe una saturación de proyecciones.

Si bien el pronóstico de incremento del PIB mundial de 3.0% para este año permaneció sin cambios respecto al reporte de junio, se prevé que el crecimiento mundial se mantendrá moderado en la segunda mitad de 2022. Para 2023, la organización recortó seis décimas su previsión al 2.2% (2.8% en junio). El entorno global está marcado por una recuperación que se ha desacelerado y la inflación que ha seguido aumentando, reflejando las afectaciones de la guerra entre Rusia y Ucrania; el estancamiento económico mundial en el segundo trimestre de 2022 y el agravamiento de las presiones inflacionarias energéticas.

En Estados Unidos, se prevé que el crecimiento anual del PIB se modere bruscamente a 1.5% en este año (2.5% estimado en junio) y llegue a 0.5% en 2023 (1.2% en junio). En la zona del euro, se espera un desempeño de 3.1% y 0.3%, en el mismo orden, con riesgos de disminución de la producción en varias economías europeas durante los meses de invierno. En el caso de China se anticipa que el crecimiento bajará a 3.2% este año (4.4% en junio), en medio de los cierres de COVID-19 y la debilidad del mercado inmobiliario, pero repunte a 4.7% para 2023 en medio del apoyo de las medidas de política por valor de hasta el 2.0% del PIB para fortalecer la inversión en infraestructura y el efecto de rebote de las restricciones relacionadas con COVID-19 para este año.

En el caso de México, la OCDE revisó al alza en dos décimas la proyección de expansión de la economía, al estimarla en 2.1% en 2022 (frente a 1.9% previsto en junio), y la recortó en seis décimas al proyectarla en 1.5% para 2023 (2.1% en junio).

Un factor clave que desacelera la actividad económica mundial, apunta la OCDE, es el actual endurecimiento generalizado de la política monetaria en la mayoría de las economías en respuesta al rebasamiento de los objetivos de inflación. Además, la erosión de los ingresos reales disponibles de los hogares, la baja confianza de los consumidores y los altos precios de algunos productos energéticos, especialmente el gas natural en Europa, afectarán negativamente tanto al consumo privado como a la inversión empresarial.

Los precios de la energía han aumentado considerablemente, en particular para el gas natural. La reducción progresiva de los flujos de gas de Rusia a Europa en 2022 conduce a las economías europeas a comprar más gas natural licuado en los mercados al contado, lo que ha elevado su precio. Los precios mayoristas del gas en Europa han aumentado, y con los precios mayoristas de la electricidad en Europa vinculados al gas, se ha producido un aumento similar de los precios de la electricidad. Los precios del carbón también están cerca de niveles récord, ya que los generadores de electricidad y algunos sectores industriales sustituyeron del gas al carbón y el petróleo. Estos fenómenos han sido más agudos en Europa, pero también han afectado a los precios en otras regiones, especialmente en Asia.

campillo21@gmail.com

@ccampillo21 en twitter

Puedes comentar con Facebook
Total
6
Shares
Related Posts