Platicando con un bot de AMLO

“La bajeza más vergonzosa es la adulación”

Sir Francis Bacon.

López ganó las elecciones del 2018 por múltiples factores, sus votantes fueron diversos, los hubo ricos y los hubo pobres, los hubo sumamente ilustrados y los hubo legos, sin embargo hubo un factor fundamental: López ganó las elecciones gracias a la emoción, concretamente el odio y el resentimiento.

No era para menos, una clase política prepotente, distante, fría y sumamente corrupta en un país marginado fue un factor fundamental para sembrar el encono y, justo ahí, jugaron un papel clave las benditas redes sociales.

Pude conversar con un miembro, de los miles que existen, en la red de “bots” que apoyan de manera ciega al presidente de la república, organizados con precisión cuasi militar se dedican, de tiempo completo y en muchos casos a sueldo, a intimidar a cualquiera que piense diferente a los dogmas esparcidos por la cuarta.

Existen muchos líderes de muchos grupos que se organizan a través de apps como whatsapp y telegram además de grupos privados en Facebook, alguien da una orden y en minutos comienza una guerra, por ejemplo, atacar a un personaje específico como Frida Guerrera, Irving Pineda o Jorge Ramos o ayudar a viralizar un video con comentarios de apoyo como fue antier en el caso de La Mars que llama “pinches viejas huevonas” a las mujeres que se unirán al paro del próximo nueve de marzo o propagar contenidos de los youtubers leales a la Cuarta o difundir fake news contra opositores.

El integrante de la #RedAmlove, una de las tantas redes ultra, pide estricto anonimato, está fastidiado por la cantidad de mensajes que le exigen y el pago en efectivo de poco más de diez mil pesos al mes le resulta injusto por la carga de trabajo.

Necesita un par de teléfonos android para más de 20 cuentas falsas de Twitter y otras tantas en Facebook. Cada uno de sus “bots” es un personaje, en algunos escribe a propósito con faltas de ortografía, en otros se hace pasar por bellas mujeres de clase media alta, fresas, me dice, que intentan jalar seguidores a cuentas igualmente falsas de Instagram para que usuarios orgánicos, esos sí reales, las apoyen en sus mensajes, incluso tiene algunas cuentas de supuestos hombres millonarios, que presumen sus lujos y viajes por el mundo, que consideran a López un genio de las finanzas y de la economía.

A simple vista, sus bots no parecen bots, postean sobre diversos tópicos, parecen gente muy real, pero en realidad se trata de un joven de 28 años que dejó su carrera trunca y usa el dinero para mantener a su familia. Dada la calidad de sus cuentas, que generan conversación entre sí, ha logrado hacer amigos en las redes de carne y hueso que le cuentan a sus personajes cosas sobre su vida e incluso hasta algunos enamorados. Y lo mejor es que los sistemas de análisis no lo han podido ubicar como “bot”.

Dependiendo la orden es el tamaño del ataque, son millones de cuentas falsas que tienen capacidad para mandar cientos de mensajes intimidatorios a sus objetivos en poco tiempo, la estrategia se aplica con la psicología del miedo, la idea es que cuando un opositor abra su red se encuentre saturado de mensajes denigrantes y opte por dejar de criticar a la Cuarta, hacerle saber que es él quién se equivoca y que pague caro por su error mediante la humillación… Hay que crearle inestabilidad emocional y para eso se vale todo, particularmente la sexualización del objetivo, hacerlo ver como una prostituta de Calderón, como un impotente o como una frígida, provocarle daño violentando su intimidad.

Resume su chamba de forma muy concreta: hay que tirarle mierda a quién nos ordene.

De Colofón.- El presidente ha decidido someter a consulta pública una inversión de 1.3mmd y 32 mil empleos, Constellation Brands tendrá que explicar a sus accionistas porque una apuesta millonaria estará en juego mediante una encuesta patito. ¡Vamos requete bien!

Puedes comentar con Facebook