¿Poder Ejecutivo bipersonal en México?

Por Hermilo González Olivas

  • Proponen crear la vicepresidencia de la República ¿para qué?
  • La vicepresidencia es un trasunto histórico ideado en EU
  • Su origen tiene un propósito sustitutivo
  • México tiene su experiencia histórica sobre la vicepresidencia
  • Artículos 84 y 85 constitucionales: certeza de gobernabilidad

El debate político sobre la Reforma Electoral, propuesto por el presidente Andrés Manuel López Obrador, en la dinámica de democratización de nuestras instituciones públicas, ha desatado diversas opiniones de académicos, dirigentes partidistas y en general de ciudadanos preocupados y ocupados de los asuntos políticos de nuestra República -como es mi caso-. En este escenario del debate nacional, uno de los temas que se ha discutido en los medios públicos y en los Foros del llamado PARLAMENTO ABIERTO. A propósito ¿Qué es un parlamento abierto?…es una consulta de opinión, convocante a toda la ciudadanía, para conocer sus puntos de vista sobre un tema legislativo de interés público, convocado por una legislatura federal o local; pero de ninguna manera es para privilegiar las opiniones de intelectuales llamados “expertos”; no deben olvidar nuestros legisladores, que los mexicanos nos constituimos, por convicción histórica, en una REPÚBLICA DEMOCRÁTICA…¿Se entiende?; así pues, nuestras decisiones políticas fundamentales, las toma el pueblo por conducto de sus ciudadanos – y en su caso por los integrantes de los poderes públicos legamente constituidos y facultados para ello- pero NO UNA “JUNTA DE NOTABLES”.

La VICEPRESIDENCIA es una institución política creada por los Constituyentes de Filadelfia en 1789​, cuando después de su Revolución de Independencia, surgió el pueblo denominado, Estados Unidos de América. Fue así que los ideólogos de las trece Colonias irrumpieron en la historia mundial y crearon un nuevo Régimen Político, cuyo poder ejecutivo lo depositaron en un Presidente de la República; pero también pensaron en crear una institución que sustituyera ipso facto la falta o ausencia del presidente, con el propósito de evitar una crisis de gobernabilidad, esa institución la denominaron vicepresidencia.

Como sabemos, nuestro modelo político constitucional surgido en 1824, adoptó y adaptó el novedoso modelo norteamericano; así fue que también instituimos la Vicepresidencia de la República; sin embargo, las luchas políticas intestinas de aquella sociedad emergente –“sociedad fluctuante” como la llamó Jesús Reyes Heroles- nos enseñaron la lección histórica de que la vicepresidencia no era -y en mi opinión no es- una institución política pertinente para la estabilidad y la gobernabilidad de nuestra nación ¿Por qué? Porque en este país las ambiciones de poder rebasan la ponderación política y el respeto que suponen las instituciones constitucionales de una sociedad civilizada.

Finalmente, permítaseme compartir estas reflexiones: Considero que esta etapa histórica que estamos viviendo los mexicanos, desatada por el Nuevo Régimen Político, es una oportunidad para todos los mexicanos que queremos fortalecer nuestra vida pública y desde luego nuestras instituciones políticas, para que expongamos nuestras ideas animados por un espíritu creativo, pensando siempre en los sentimientos de la nación mexicana, defendiendo sus intereses y propiciando mejores caminos institucionales para cumplir con lealtad de patria, con espíritu de justicia, con respeto a las libertades y con responsabilidad Ética un mejor destino para las presentes y futuras generaciones de mexicanos.

 

Puedes comentar con Facebook
Anuncios
Total
19
Shares
Related Posts