Daniel Campillo Campos

Premio Nóbel de Economía 2022

Por Daniel Arturo Campillo Campos

El Premio del Banco de Suecia en Ciencias Económicas en memoria de Alfred Nobel, también conocido como Premio Sveriges Riksbank de Ciencias Económicas o como Premio Nobel de Economía se comenzó a entregar en 1969 por la Real Academia de las Ciencias de Suecia. El pasado 10 de octubre se otorgó este reconocimiento a los estadounidenses Ben Bernanke (ex Presidente de la Fed, doctor en economía por MIT y actualmente investigador del Brookings Institute), Douglas Diamond (doctor en economía por Yale y catedrático e investigador de la Universidad de Chicago) y Philip Dybvig (doctor en economía por Yale y catedrático de la Universidad George Washington).

Bernanke demostró en un trabajo de 1983, con análisis estadístico y fuentes históricas, que el pánico bancario conducía a la quiebra de los bancos y que este fue el mecanismo que convirtió una recesión relativamente ordinaria en la depresión de los años 30, la crisis más dramática y severa del mundo que hemos visto en la historia moderna. Cuando los bancos colapsaron, se perdió información valiosa sobre los prestatarios y no se pudo recrear rápidamente. Su análisis mostró qué factores fueron importantes en la caída del Producto Interior Bruto y descubrió que los factores que estaban directamente relacionados con los bancos en quiebra representaban la mayor parte de la recesión que continuó después. En términos llanos, una corrida en contra de los bancos sucede cuando el público ahorrador acude de manera súbita y masiva a retirar dinero de sus cuentas. Esta situación generó una crisis de liquidez en los bancos, que simplemente no tenían los recursos para entregar su dinero a los ahorradores. Dado que un banco es por naturaleza una institución apalancada (sus pasivos representan generalmente entre cinco y seis veces su capital) no hay banco que aguante el retiro masivo de sus depósitos por más sano y bien manejado que esté. La quiebra y cierre de una gran cantidad de bancos se tradujo en una fuerte contracción del crédito y la oferta monetaria. Aunque no todos los bancos quebraron, esta contracción en la oferta monetaria se profundizó porque los ahorradores, habiendo perdido toda la confianza en los bancos, guardaban su dinero debajo del colchón.

Por su parte, Diamond y Dybvig se alzaron con el prestigioso galardón porque desarrollaron modelos teóricos que explican por qué existen los bancos, cómo su papel en la sociedad los hace vulnerables a los rumores sobre su inminente colapso y cómo la sociedad puede disminuir esta vulnerabilidad. Si un gran número de ahorradores corre simultáneamente al banco para retirar su dinero, el rumor puede convertirse en una profecía autocumplida: se produce una corrida bancaria y el banco se derrumba. Ambos presentaron una solución a la vulnerabilidad bancaria, en forma de seguro de depósitos del gobierno. Cuando los depositantes saben que el Estado ha garantizado su dinero, ya no necesitan correr al banco tan pronto como comienzan los rumores sobre una quiebra bancaria.

Como cada año es necesario manifestar conclusiones generales al respecto: en primer lugar, resaltar que el Premio Nóbel ha premiado las contribuciones de distintas ramas o focos de estudio de la economía, basta recordar que hace cinco años se otorgó a Richard H. Thaler, por sus contribuciones a la economía conductual o del comportamiento; a Gary Becker, ganador en 1992, en uno de sus estudios calculó la mejor edad para casarse tomando en cuenta factores como el empleo, el ingreso, los costos y gastos del individuo. En segundo lugar, es necesario hacer énfasis que la entrega del Premio Nóbel se ha otorgado a personajes que no han cuestionado el modelo económico predominante, es decir, las aportaciones realizadas pretenden mejorar la estructura económica actual; bajo la lógica anterior no ganará el Premio Nóbel un analista que tiene como base teórica la crítica de la economía política. En el caso de este año, por ningún motivo se cuestiona el comportamiento de los bancos, cuando en la realidad han sido cómplices en crisis como la de 2009.

campillo21@gmail.com

@ccampillo21 en twitter

Puedes comentar con Facebook
Total
2
Shares
Related Posts
Nota Completa

Opinión | Biden-AMLO

Pobre AMLO, tan cerca de Trump… y tan lejos de Joe Biden. El presidente López Obrador, que se…
Nota Completa

Opinión | La foto

Resplandor entre rejas XXXVIII -¿Cuántos años tienes?  * Dieciséis. -¿Cuánto llevas en el CERTMI? * Siete meses. –…