Se acercan las fiestas decembrinas, pero también los destapes…

Por Víctor Hernández

Y como dicen en el pueblo, no hay fecha que no se llegue y ni plazo que no se cumpla. Las dirigencias nacionales del PAN, PRI y PRD han llevado hasta los tiempos límite (y no precisamente los que marca el INE), el nombramiento de quien los represente en una de las contiendas, que ya se observan desde ahora, más cerradas en las historia política de la entidad.

Y no es para menos, de acuerdo con la encuesta más reciente de Massive Caller, empresa encuestadora que ha trabajado para la dirigencia nacional del PAN, la alianza o coalición Morena-PT y Partido Verde, registraron el 16 de noviembre, el posicionamiento más alto registrado hasta ahora: 48%, contra uno 48% también, sumando los porcentajes de PRD y Redes Sociales, de Hugo Rosales Badillo. Quedarían por repartirse los 4.5% de Movimiento Ciudadano que sigue sin definirse a quién apoyara. Así terminarían las dos marcas el mes de noviembre y esperaríamos la nueva encuesta que podría aparecer entre miércoles y jueves de esta semana.

Claro que en este lapso del 16 de noviembre a finales del mismo mes, han surgido una serie de variantes que impactarán en el ánimo de la ciudadanía y que harán que los porcentajes se alteren. Un ejemplo de ello es la movilidad que ha incrementado Marina Vitela.

1.- La alcaldesa de Gómez Palacio finalmente hizo efectiva su solicitud de separarse del cargo para dedicarse de lleno al proselitismo de su persona, especialmente luego de la entrevista que hace días sostuvo con el dirigente nacional Mario Delgado. Lo sorprendente del tema de Vitela, es que se separó del cargo en forma definitiva y no temporal, como se había anunciado.

La lectura que se deriva de este movimiento que reportó Marina es que la morenista va en serio por la disputa a la gubernatura del estado y si no llega, continuará con su campaña pero para reelegirse como presidenta municipal de Gómez Palacio. De prevalecer el segundo escenario y que continuara como alcaldesa, Marina tendría una nueva oportunidad pero en 2024.

Su cercanía con Mario Delgado y del mismo López Obrador, la puedan llevar a disputar la senaduría y así mantenerse vigente y con más posibilidades en 2028, cuando vuelva a estar en juego la gubernatura de Durango.

2.- ¿Y qué sucede con el futuro de quien hoy encabeza las preferencias internas en Morena; el senador José Ramón Enríquez?

El ex alcalde de la ciudad de Durango juega al todo o nada. Si Marina le gana la partida (algunos aseguran que así sucederá), no hay mañana para José Ramón, quien se está jugando todo su futuro en esta partida.

No en una, sino en varias ocasiones se le ha abordado el escenario adverso a José Ramón y se ha sostenido en que para él no hay escenario adverso y ni un “Plan B”. “Yo estaré en la boleta en 2022”, lo ha sostenido con aplomo.

José Ramón ya es senador de la República por lo que de no resultar candidato a gobernador por Morena, se presentaría más que imposible, utilizar otra franquicia para cumplir su objetivo. Posiblemente busque alguna diputación federal en 2024, pero no le alcanzaría hasta 2028, de ahí que su objetivo sea ahora, o nunca.

Por ello, habrá de observarse que en estas dos semanas del mes de diciembre, acelere su presencia en municipios claves de la entidad como Gómez Palacio, Lerdo, Santiago Papasquiaro, Guadalupe Victoria, Vicente Guerrero, Pueblo Nuevo, entre los más importantes, para evitar que se le acerque peligrosamente la lagunera.

3.- Otra variable interesante que se movió en esta segunda quincena de noviembre fue la protagonizada por Manuel Espino.

Los grupos radicales de Morena, como se había previsto, se movilizaron a nivel local y nacional para cerrarle el paso al aún funcionario federal con licencia. Espino Barrientos, en cuanto se registró como aspirante, provocó la reacción de la izquierda furibunda, tanto periodística como política en el país, y presionó para que no apareciera, ni siquiera, en la primera ronda.

Trato diferente se le ha dado a Gonzalo Yáñez, quien siendo dirigente del PT y copartícipe de uno de los fraudes más descarados en el mundo de la educación básica (conocido como Cadis), fue incorporado desde la dirigencia nacional al cuarteto que el organismo electoral ya había palomeado. Gonzalo estará en las encuestas que ayudarán a definir al abanderado de Morena en la contienda a gobernador en 2022.

La cuestionate ahora es ¿Espino Barrientos, aportará su capital político y social si es Marina Vitela la candidata? La respuesta es Sí, porque así lo anunciaron hace varias semanas. ¿Mantendrá ese mismo apoyo si José Ramón Enríquez resulta ser el candidato? La respuesta es sí, porque Manuel es hombre de palabra y si se comprometió lo cumplirá. ¿Pero si Gonzalo resulta el candidato a gobernador? Esperaremos la respuesta de Espino Barrientos.

4.- En las últimas dos semanas de noviembre, el activismo del PRIAN se centró en el tema presupuestal.

El maltrato que Durango sigue recibiendo del gobierno de López Obrador, se impuso sobre la narrativa mentirosa y socarrona de los legisladores morenistas, en el sentido de que a Durango sí le irá mejor el año entrante.

Con números y documentos, panistas y priistas se impusieron no sólo a los legisladores mentirosos de Morena, sino al optimismo institucional del gobernador José Aispuro, quien la semana pasada siguió expresando su esperanza de que broten de alguna piedra, los recursos para comenzar el proyecto de la presa Tunal2.

— El complemento a esta variable, indudablemente fue la aparición, sin justificación alguna, del priista Esteban Villegas como invitado especial al Quinto Informe de la señora Elvira Barrantes, como presidenta del DIF estatal.

Las fotografías que aparecieron en las redes sociales, del matrimonio Villegas con el matrimonio Aispuro forzaron el levantamiento de cejas, de cuando menos cuatro panistas que siguen sosteniendo que de las filas del blanquiazul saldrá el candidato a gobernador. Las fotografías del citado evento, ya los obligó a bajarle una cinco rayitas a su desbordado optimismo.

Puedes comentar con Facebook
Anuncios