Se puede armar “la gorda”

La movilización feminista del pasado 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer, se inscribe en el proceso de romper paradigmas en relación a la visión  de la mujer.

 Miles de mujeres se expresaron fundamentalmente contra el machismo y la violencia contra ellas. En la ciudad de México se hizo énfasis en el comportamiento de los colectivos anarquistas, junto a ellas, quizá la mayoría, marchaban quienes no comparten la estrategia radical, pero si contra las agresiones a la mujer.

Las movilizaciones empequeñecieron el paro del la derecha del día nueve, hubo empresas que no participaron, como las maquiladoras,  o lo hicieron parcialmente, como los bancos. Las instituciones gubernamentales, de educación media, media superior y universidades  pararon, sin que hubiera otro tipo de expresiones.

No fue el paro el que sacudió al país, fueron las movilizaciones llenas de hartazgo e indignación. La derecha falló, intentaba dirigir las acciones en contra del Presidente López Obrador, esta intención fue mínima y vale la pena hacer una reflexión al respecto.

Todo gobierno tiene responsabilidad directa en las acciones de violencia, la cuestión es saber leer contextos e identificar causas estructurales, entenderlo de otra manera es no saber de qué se trata. 

Creemos que las mujeres han entendido el fondo del problema, por eso se deslindan de las acciones que orquestan el golpe blando contra el gobierno federal, tampoco se van contra los gobiernos estatales. La idea de la derecha era que AMLO bajara hasta 40 puntos en las preferencias, solo bajó tres puntos y permanece por arriba del los 50, según los sondeos comerciales y sobre los 60 en  encuestadoras independientes.

 Durango fue de los únicos estados en los que se hicieron denuncias concretas y se mencionaron instituciones. La Universidad Juárez del Estado de Durango fue la más mencionada contra maestros acosadores.

Los resultados de la marcha y las denuncias fueron casi inmediatos. De la UJED dieron a conocer por Redes Sociales un portal con el protocolo para dar seguridad a las mujeres universitarias, muy pocas conocían su existencia,  la Universidad fue duramente criticada por  la falta de operación y desconocimiento del protocolo.

El Rector de la UJED Rubén Solís Ríos, dijo que para proceder contra alguien se necesita la denuncia ante la Junta Directiva, lo que equivale a que las denuncias en tendederos y movilizaciones no valen, al parecer, así lo establece el Reglamento General .

En el marco de los 25 años del periódico Victoria de Durango, el Gobernador Aispuro Torres, abordó el tema, “formaremos un grupo integrado por mujeres para que atiendan los casos de violencia, vamos a buscarlas a las agredidas, no vamos a esperar que se hagan denuncias, las escucharemos y procederemos contra quien sea, mi gobierno no va a proteger a nadie”.

Al cierre de esta columna, aumentaban los tendederos de denuncias en las escuelas de la UJED, se denunció el caso de una mujer despedida por haber denunciado, en la FECA se puso un buzón para recibir quejas, no han entendido que las mujeres quieren hacer la denuncia pública haciendo uso de su libertad de expresión. En Instituto Tecnológico también hubo tendedero, así como en escuelas de nivel medio superior. 

Si no se sanciona de manera inmediata, se podrían ir contra quienes dirigen las instituciones señaladas. Entonces sí, se puede armar “la gorda”. O no.

Puedes comentar con Facebook
Anuncios