Siguen las luchas internas por la candidatura a la gubernatura

Por Juan Carlos Chávez

Está por concluir el mes de noviembre y las campañas internas de los diferentes partidos políticos para seleccionar al candidato a la gubernatura están en pleno apogeo, a través de las redes sociales, o inclusive en los medios de comunicación tradicionales, se pueden ver todo tipo de actividades de los aspirantes, de hecho, hace algunas semanas aprovecharon la oportunidad que les da la Ley Electoral para “informar” a la ciudadanía sobre los logros alcanzados desde diferentes trincheras, ya sea desde diputaciones locales, federales y desde el senado de la República.

La cantidad de “suspirantes” parece no tener fin en cada uno de los partidos políticos, simplemente en Morena, que va en alianza con el partido del Trabajo y con el Verde Ecologista de Mexico llegaron a mencionarse a casi una veintena de interesados en la candidatura, y aunque hace algunos días se le dio una “podada” a esta lista, hay quienes insisten en ser tomados en cuenta en las famosas encuestas de Morena para designar al candidato o candidata, entre estos, Manuel Espino, quien apenas calentaba motores y fue dejado a un lado de la famosa lista, o al propio Gonzalo Yáñez, quien pese a que ya “olía” a gobernador, en esta ocasión tendrá que conformarse con ver los toros desde la barrera e inventar algún otro mecanismo para negociar -como lo ha hecho desde hace años- algunas posiciones políticas.

Quienes siguen en este camino, la expriísta Marina Vitela, hoy ex alcaldesa de Gómez Palacio, parece ser que ya recibió la bendición del señor, pues la semana pasada solicitó separarse de manera definitiva de su cargo, hecho por el que, todo parece indicar, que en Durango, a Morena le toca designar a una mujer, y es nada más ni menos, que Marina, algo que, de darse dejaría al doctor José Ramón Enríquez, fuera de la jugada, a pesar de quienes lo siguen impulsando para esta candidatura, el está más que listo, no solo con infraestructura y gente, sino con varias casas encuestadoras que lo han  colocado -por lógica- como el perfil con más experiencia, capacidad, aceptación y demás atributos para encabezar la candidatura a la gubernatura por la alianza Morena, partido del Trabajo y partido Verde.

En la otra esquina, se tiene a un número muy similar de aspirantes, gente con arraigo y sin él, con muchas posibilidades y también sin ellas, solo por mencionar a una de ellas, Azucena Triana, con mas de 30 años fuera de esta entidad, no se sabe de dónde se le ocurrió que la gente puede votar por ella, en todo caso, que le de “chance” a su hermana, la maestra Rosa María, quien seguro le gana en cualquier terreno, así están los políticos con sus aspiraciones, buscando meter a ver que sacan, a pesar de que la otra alianza no la va a tener difícil, y no es que todo se vaya a definir por el buen o mal trabajo que se haya hecho desde las administraciones municipales, o inclusive desde la gubernatura, pues ninguno de los alcaldes ha contado con los recursos suficientes para decir que hicieron algo “de verse” en sus municipios, la mayoría apenas si han tenido dinero para sostener la nómina y abonarle a las deudas, incluyendo los gobernados por Morena, no hay ya más dinero extraordinario para que sobresalga -cuando menos- la oposición- todo se lo ha quedado el presidente de la república, quien en estos tres años ha incrementado sus programas clientelares, lo que lo mantiene con un alto porcentaje de aceptación y que seguramente será un factor para este 2022, algo que seguramente incrementará para el 2024, con lo que busca que en México tenga continuará su llamada Cuarta Transformación.

Puedes comentar con Facebook
Anuncios