Columnista Invitado

Villegas asume en Durango

Por Jorge Camacho Peñaloza

Llegaron los tiempos de cumplir con lo que se prometió en campaña y con el anhelo de miles de duranguenses que se desbordaron en las urnas el pasado mes de junio y le dieron la confianza a quien mañana asume como gobernador.

Su legitimidad está sustentada en más de 100 mil votos de contundente diferencia, pero tiene el peso de la responsabilidad contraída ganando el alma y el corazón de quienes en la esperanza depositaron su fe por aquello de defender lo que está bien hecho y hacerlo con trabajo y valor.

Le escribo estas líneas, que comparto, a Esteban Villegas.

Amigo, siempre te comenté que estaba muy reconocido por la oportunidad y confianza que me diste para ser tu consultor en la campaña, desde que nos conocimos, tomamos café y me hablaste de lo que ya habías hecho con tu gran equipo, hasta la última platica que tuvimos en tu oficina donde te reiteré la lealtad que cómo ser humano tendrás de mi parte y agradecimiento por haberme dejado contribuir en la historia épica que se logró y que juntos, con tu equipo, construimos.

Recuerdo cuando me diste la oportunidad de ingresar a tu circulo cercano y las palabras me siguen sonando ejemplares “el equipo cuida al equipo”. Y hoy creo que toman más vigencia, tu equipo es Durango y tendrás mucho por cuidar y mucho por que luchar, todos están esperando eso.

Ese día yo pregunté: ¿Que foto queremos para el lunes siguiente al día de las elecciones? Y la respuesta se dio con la foto que se publicó al día siguiente, esa era la imagen que se describió que queríamos todos. Luego en un trayecto en tu camioneta, platicando sobre tu muy posible triunfo te pregunte: ¿Qué es lo primero en que debe pensar un gobernante cuando toma posesión? Y en la reflexión coincidimos en que también se debe pensar en una foto y que esa foto debe trabajarse desde el primer día. Trabajar desde el principio pensando en la construcción de una gran salida es algo que nadie que gobierna hace, por eso me atreví a recomendarte aquel día que no dejaras de pensar en tu salida y en la forma en que quieres dejar el cargo.

Se que lo piensas y se que lo vas a construir muy bien por que fue parte narrativa en los diferentes discursos durante la campaña, se que quieres que tus hijos, tu esposa y en general tu familia estén orgullosos de tu trabajo. Así será, no tengo duda.

Gobernador, estás ante el mejor y más grande reto de tu historia, tu bono de esperanza con la sociedad está en lo más alto, todos esperan mucho de ti, y yo conociéndote como te conozco, sabiendo quien eres y entendiendo todo lo que se hizo para que llegaras, no tengo duda que vas a cumplir con lo que se espera.

Siempre reconocí en ti el respeto que tuviste para mi trabajo y la forma en que me diste mi espacio, eso lo reconoceré siempre.

Gobernador, amigo, me disculpo por no estar acompañándote en este gran comienzo, se que habrá oportunidad para que coincidamos, platiquemos y encontremos nuevos caminos. Te abrazo, te reconozco y te deseo el éxito que siempre te augure.

Puedes comentar con Facebook
Anuncios
Total
1
Shares
Related Posts