Alfredo Payán y su mundo mágico

Olga L. Ramírez

En entrevista Alfredo Payán, director de la compañía Maika Teatro platicó de sus inicios, de sus satisfacciones pero también de las dificultades que tuvo que enfrentar y de su proyecto Pa’ikam, el cual no solo es un montajes sino sirve para formar jóvenes titiriteros en Durango.

¿Cómo surge tu pasión por los títeres?

“Descubrí el teatro a la edad de cuatro años, el Teatro Victoria es mi primer referente, fue impresionante la primera vez que mi mamá me llevó, todo ese mundo tan mágico que existe detrás de los telones para mí fue el despertad de una pasión, ahora que lo pienso siempre estuvo presente, cuando mis amigos o vecinos querían jugar al Fútbol, yo estaba más interesado en descubrir cómo hacer teatro con títeres, pero a nivel profesional surge en Guadalajara cuando inicie mi carrera de Artes Escénicas que fue donde aprendí a crear teatro con títeres para adultos, descubrí otras maneras de trabajar y el interés por explorar, desde el 2007 comience a buscar el camino del teatro de objetos y descubrí que existen muchas técnicas y formas de trabajarlo y que se pueden abordar diferentes temáticas a partir de estos muñecos que tiene muchísima magia aunado a que me ha llamado mucho la atención la parte de la construcción y bueno toda la cuestión plástica me apasiona muchísimo siendo dos cosas que se fundieron y me hicieron que me enamorara a un más del teatro de títeres”.

¿Qué satisfacciones y dificultades tuviste que enfrentar?

“Son más satisfacciones que dificultades, aunque la pandemia a todo el sector artístico nos ha dado una revolcada, y el preguntarte como le voy hacer para sobrevivir, empezando por la familia que te dice ‘estudia algo productivo, no vas a poder vivir del teatro’, es a lo primero que te enfrentas y dices bueno no tengo el espacio para tener el taller, para poder ensayar, pero encuentras siempre la manera; satisfacciones son muchas, la primera fue hacer algo que me apasiona y que además me paguen por ello, es una profesión muy generosa que me permite compartir lo aprendido, que está abierta y disponible para todo aquel que tenga interés en acercarse, los titiriteros tenemos la fortuna de viajar mucho, sobre todo cuando tienes un proyecto unipersonal con un elenco pequeño o una producción fácil de mover, con Maika Teatro hemos recorrido gran parte del país, me ha llevado a lugares como: Guatemala, Honduras, Cuba, Perú, Colombia, Argentina, también a Europa”.

¿Háblame de tu proyecto  Pai’kam?

“Pai’kam”, un espectáculo de títeres, danza, sombras y objetos para jóvenes y adultos, basado en “La leyenda de Sahuatoba” de Everardo Gámiz y “La montaña de plata” de Manuel Lozoya Cigarroa, historias que hablan del surgimiento de la raza humana y del nacimiento del cerro de Mercado, que dio pie a la fundación de Durango y de la primera fundidora de hierro, no sólo del país, sino de toda América Latina”.

“Pai´kam es un homenaje a nuestras raíces y a aquellos que han preservado nuestra historia y surge como resultado del Programa de Formación para Nuevos Titiriteros en Durango”, concluyó.

Puedes comentar con Facebook
Anuncios