Artearte | Museografía, la importancia de esta disciplina

Por David Muñoz Carranza 

Siempre que llegamos a una galería, a un espacio de exhibición o algún museo, nos disponemos a observar, ver y deleitarnos con las obras de arte que estos sitios nos ofrecen, pero pocas de las veces nos ponemos a pensar; qué es lo que hay detrás de esa muestra de arte; quién dispuso las obras o los objetos que admiraremos en cierto sentido, o porqué unas obras están en un orden distinto a las otras; o de igual manera cómo hacer el recorrido en ciertos museos, etc.; toda esta serie de factores que unidos nos presentan una manera de leer las obras o de realizar la visita a estos espacios dedicados al arte y a la cultura; pues buen, existe una ciencia la cual es la museografía, que es la encargada de hacer que todo esto suceda; a continuación conoceremos qué es, su significado, y cómo es que es un elemento tan importante en estos lugares, se encuentra también en orden de importancia a la altura de las mismas obras de arte.

La museografía la describen como a una disciplina que es de tipo integral y al mismo tiempo que es integradora del conocimiento, donde su objetivo primordial es su gran semejanza y alianza con la museología. Este tipo de campo de acción une distintos tipos de labores que van desde el aspecto tipo técnico a lo científico; los cuales abarcan áreas como la arquitectura, el mantenimiento, conservación y restauración de obras artísticas así como escenografía y otros aspectos como la iluminación. Los elementos museográficos son, por tanto, las vitrinas, dioramas, bases para exhibir, mamparas, muros que albergan las obras, las piezas de gráfica, audiovisuales e interactivos, sistemas de enfoques de luz, ya sea directa o indirecta para la buena apreciación óptica de lo que se presenta o exhibe, aparte de otros recursos por los cuales se apoya y ofrece el discurso museológico que desea transmitir la exposición. Algunos teóricos prefieren denominarla con el término de técnicas expositivas, para resaltar el interés que tiene considerarlas en un sentido más amplio referente al arte. Las técnicas para exponer tienen una función especifica y avanzan en los distintos enfoques de las actividades culturales.

El término expografía es de origen anglosajón, tiene el significado limitado a la relación de la obra de arte o del objeto con el espacio donde se presenta para cumplir el objetivo principal del museo que es el de enseñar y mostrar lo que el público admirará. El espacio museográfico se puede entender como un espacio de comunicación que expresa, de una manera sensible, el programa científico del curador, o conservador del museo de una exposición ya sea de carácter permanente o temporal y que es por medio de mostrar distintos objetos, artículos u obras de arte, como pinturas, historias pasadas, exhibir para que de este modo la sociedad observe las técnicas que se emplean en el trabajo de los pintores o creadores; cabe mencionar que existen dos tipos de museografía la didáctica y la otra que es la interactiva.

Puedes comentar con Facebook
Anuncios