Celebramos con orgullo y tradición los 459 años de Durango

Por: Héctor Fahrid Martínez Flores

En 1552, una expedición hacia el norte de la Nueva España llevó a Ginés Vázquez de Mercado, atraído por la idea de encontrar vetas de plata, a descubrir un gran yacimiento de hierro al que puso por nombre “Cerro de Mercado”, ubicado en el valle del Guadiana.

En 1556 el fraile franciscano Fray Diego de la Cadena, fundó la primera misión franciscana llamada de San Juan Bautista en un pequeño poblado de indios llamado Analco, que significa “al otro lado del agua”, ubicado en las proximidades de la Acequia Grande.

El Virrey de la Nueva España Don Luis de Velasco y Ruíz de Alarcón, nombró gobernador de la Provincia de Nueva Vizcaya a Francisco de Ibarra, quien investido con su nuevo cargo y con el apoyo y financiamiento de su tío Don Diego de Ibarra, se dispuso a dar principio a las nuevas exploraciones, recorriendo todo el extenso territorio. El primer lugar que fundó fue Nombre de Dios donde se estableció una misión franciscana, sin embargo el sitio elegido para fundar la capital de la provincia fue el valle del Guadiana; una vez localizado el sitio se encargó el trazo de la ciudad a Alonso de Pacheco, quien atendiendo las ordenes de Ibarra y según la costumbre española, procedió a señalar el sitio donde debía quedar la plaza principal, al norte la primera iglesia y al sur el palacio de los gobernadores, al oriente y al poniente los solares fueron repartidos entre los primeros vecinos.

Ibarra arribó en los primeros días de julio y dándose cuenta de que la traza urbana iba muy adelantada, decidió llevar a cabo la fundación de la villa el 8 de julio de 1563, se nombró “Durango” en honor a un poblado Vasco de donde era originario. El acto fundacional se llevó a cabo en la esquina de las actuales calles de 5 de Febrero y Juárez, donde a la sombra de un mezquite, se llevó a cabo la primera misa oficiada por Fray Diego de la Cadena; posteriormente tuvo lugar el acto solemne: el escribano real Sebastián de Quiroz, sentado frente a una mesa redactó el documento y de pie ante él, con sus uniformes de gala, Francisco de Ibarra y sus capitanes, junto a ellos el alférez Martín de Rentería portando el estandarte que los había acompañado en sus conquistas, al lado de ellos Doña Ana de Leyva primera mujer española en habitar estas tierras y su esposo Alonso de Pacheco.

En 1620 se fundó el obispado de Durango siendo designado como primer obispo Don Gonzalo de Hermosillo y Rodríguez, por lo que en 1621 el rey de España Felipe IV elevó la Villa a la categoría de Ciudad dotándosele de su respectivo escudo de armas. Hoy en este 2022 conmemoramos y celebramos con orgullo y tradición los 459 años de la fundación de la ciudad de Durango.

Puedes comentar con Facebook
Anuncios
Total
5
Shares
Related Posts