De rock y cosas triviales | 62 años y continúa en plan grande, Robert Smith, vocalista de The Cure 

Raquel Carreón Lugo 

Este 21 de abril, el vocalista de The Cure, Robert Smith, que dicho sea de paso es todo un ícono en el mundo del rock, llegó a la edad de 62 años, ante lo cual le deseamos larga vida al maestro.

Él mismo dijo que: cuando empezamos yo no era el cantante, yo era el guitarrista borracho que escribió todas las canciones extrañas.

La edad es solo un número, si bien algunas personas se ven imposibilitadas porque se sienten que ya no pueden dar más, el rock es un claro ejemplo que a cualquier edad se puede romper el escenario, Robert Smith sigue siendo todo un ícono del rock gótico, como cuando tocó en Chile en el 2013, en un estadio totalmente abarrotado de aficionados y además un show de 42 canciones en su repertorio.

Pero porqué The Cure y su vocalista siguen vigentes, si hay nuevas generaciones, la respuesta es fácil, porque el rock es cultura.

Robert Smith, nació en Blackpool, Lancashire, Inglaterra, vio la luz por primera vez el 21 de abril de 1959, su crianza fue en medio de un seno familiar católico de clase trabajadora que emergió a la clase media, su familia abandonó Blackpool para acomodarse en Sussex.

Sus estudios los hizo en Notre Dame Middle School y St. Wilfrid’s Comprehensive School en Crawley.

Pero tenía una afición por la música, sus facultades lo obligaron a formar su grupo tan solo a los 14 años, lo hizo con su hermano Richard y su hermana Janet, su nombre era The Crawley Goat Band.

El mejor regalo que tuvo de Navidad, fue sin duda alguna una guitarra eléctrica, formó otras bandas que con el paso del tiempo se convirtió en The Cure.

Un estilo muy particular de Robert Smith, en su juventud ese cabello ochentero y esponjado sin ningún rumbo marcó una tendencia, además siempre de negro tanto su cabellera como su vestimenta, sin dejar a un lado sus ojos pintados y sus labios carmín, lo cual ha persistido a lo largo de diversas generaciones y con ello siguen siendo de los ídolos.

Uno de los grandes éxitos de The Cure fue en 1987 con Kiss Me Kiss Me Kiss Me (1987) y Disintegration (1989).

Lo que muchos no saben es que Robert Smith fue invitado a participar en un capítulo de South Park, una de las series animadas sátiras de Estados Unidos, el mismo se encargó de darle voz a su personaje.

Un dato aterrador del vocalista de The Cure es que cuando era pequeño, su padre le contaba cuentos que tenían un final aterrorizante “eran algo como duerme ahora dulce niño, ¡o no volverás a despertar!”, tal vez una justificación del porqué la letra de sus canciones.

Larga vida al maestro Robert Smith y a The Cure.

 

Puedes comentar con Facebook