De rock y cosas triviales | Dije no en el altar, pero me hubiera encantado conocer a Michi Panero

Raquel Carreón Lugo

Y no me habléis de eternidad, no me habléis de cielos ni de infiernos, no veis que yo le rezo a un Dios que me prometió, que cuando esto acabe no habrá nada más, fue bastante ya.

Así dice la canción de uno de los grandes, Nacho Vegas, El hombre que casi conoció a Michi Panero, una joya musical en todos los sentidos, desde la letra hasta la composición musical.

Pero esa canción que fue escrita y dada a luz en el 2005, en donde esas hostias que le ha dado el mundo, en pleno 2021 volvió a relucir por esa versión live, una versión que no pudo entrar en la última colección discográfica “Oro, salitre y carbón”.

Escucharla en vivo es experimentar el orgasmo más puro, ya que fue el último concierto en vivo que tuvo el nacido en Gijón, España junto al lado de su banda el 11 de enero de 2020 en el Circo Price en Madrid, y escucharla un año después nos da un poco de esperanza de poder volver a verlo muy pronto en vivo.

La versión grabada por César Verdú hace una arquitectura perfecta en medio de una pandemia que nos ha hecho hacer las cosas más impensables y que nos ha puesto a pensar en la muerte en medio de la vida, incluso hasta la muerte de nosotros, pero esta versión en vivo hace que la sonrisa se dibuje en nuestro rostro.

Y entre los comentarios coincido con uno en especial, dice lo siguiente: la escucho en momentos de tristeza y me anima. La escucho en momentos de alegría y me anima aún más, me hace reír, o sólo sonreír sino reír, casi a carcajadas, me alegra el espíritu, me hace pensar que las cagadas de mi vida no han valido nada, porque al final he vivido y algún día me iré… y me pondrán esta canción el día que me vaya.

Pero por si fuera poco, si todo iba perfecto, llega aun algo más perfecto, el momento en que Nachón toma el megáfono y con esa magia que solo el sabe hacer y canta con su autenticidad: unos me llaman chaval  otros me dicen caballero, alguno declinó mi oferta para hablar, ¡Yo una vez tuve un gran amor, pero si os he de ser sincero dije “no” en el mismo altar, y cuando digo no quiero decir que no!

Pero porqué Michi Panero nos desata tantas emociones con Nachín, porqué Michi Panero lo menciona en su canción y porqué no lo conoció.

Pues resulta que Michi Panero su verdadero nombre fue José Moisés Santiago Panero Blanc y quien un 16 de marzo de 2004 dejó este mundo, la canción del maestro Vegas fue sacada en 2004.

Ser Michi Panero seguramente no fue nada fácil, había mucha responsabilidad de por medio, además de que nacer de Leopoldo Panero y de Felicidad Blanc fue una gran responsabilidad, escritor, mujeriego, con una participación en el Desencanto y una figura muy conocida en el movimiento movida madrileña, simplemente una enciclopedia humana.

Un día el mismo dijo: me dan muchísima pereza los libros. He empezado mis memorias cuarenta veces pero cuando llegaba a la página 70 y las releía, comenzaba a tachar porque veía que la mitad era mentira: era literatura.

Michi era un sastrecillo valiente, contaba con una agilidad mental impresionante, un ingenio rapidísimo, fue un existencialista sin causa, estudio unas carreras que nunca terminó como filosofía, ciencias políticas y cine.

Termino esta columna con la última estrofa de la canción de Nacho Vegas: He bebido bien, y casi conocí en una ocasión a Michi Panero, Y ahora brindo en paz por la humanidad y por lo bien que habita el mundo.

Puedes comentar con Facebook
Anuncios