De rock y cosas triviales… Los sueños de hierro de Iron Dreams

Por: Raquel Carreón Lugo

El rock es cultura, es una parte fundamental para sentirnos vivos, escuchar esas melodías simplemente nos hacen recordar que es el alimento de nuestra alma.

Hoy toca el turno de hablar de una banda que tiene ya tres años de trayectoria, no se ha presentado en grandes escenarios, no han tenido ruedas de prensas ante medios nacionales, pero muy pronto lo podrán lograr, ya que cuando algo se sueña y se lucha por alcanzar ese gran sueño, los resultados son estupendos.

Iron Dreams es una banda de rock y metal, son de Durango y si hay alguien a quien tenemos que apoyar, es a nuestra propia gente, esos jóvenes que tienen todas esas ganas de ser los mejores, es por eso que Iron Dreams se merece que los escuchemos y que nos volvamos sus seguidores.

Si bien en gustos se rompen géneros, la fusión del metal no a todos les puede agradar, pero hay estudios que comprueban que quienes realizan esa música cuentan con un intelecto un tanto superior del común denominador, además de que sus sentimientos son demasiados sinceros.

Zelbick es el vocalista de la banda, una persona que cada proyecto que se pone en su mente lo lleva a cabo, en esta ocasión no fue la excepción.

Marlo Aldana se encarga del bajo, Jim Sebas está en la guitarra al igual que Luis Ortega, Aldo Saucedo lidera en la batería. Pero no conforme con su ambición de formar una banda, quieren también tener entre sus integrantes a un DJ.

Salir del “rancho” como muchos dicen es muy difícil, no cualquiera se anima aunque se nos presentes grandes oportunidades, incluso me atrevo a decir que salir hasta de nuestra rutina diaria nos asusta, pero Iron Dreams ya empezó con su proyecto, piensan en grandes y están aprovechando las oportunidades, así que auguro que muy pronto podrán traspasar fronteras, y tocarán en escenarios grandes.

 

Tanto es así que actualmente ya cuentan con su primer álbum de estudio denominado “Enemigo Oculto”, en donde la temática es de represión social, justo en el momento indicado en donde como mexicanos estamos reprimidos en todos los sectores, este momento en donde no puedes expresar lo que sientes porque inmediatamente te llega la soga al cuello, esta represión social de saber que no tienes voz ni voto incluso ni entre tus amistades porque todos quieren tener la razón y no hay respeto ni por el libre albedrío.

 

Es un disco de siete canciones, ha tenido buena aceptación y si a algo hay que sacarle provecho al mundo de la tecnología es que se puede compartir ya casi todo, es por eso que en sus páginas de redes sociales oficiales en Facebook e Instagram tienen un tráfico considerable para que todas las personas puedan tener acceso.

 

Si bien Durango, no es una ciudad en donde sean gustosos por el rock, lo que tenemos los rockeros es que somos muy fieles a nuestro ideales y es por eso que Iron Dreams ha tenido presentaciones con buena aceptación en bares locales, también han tenido la oportunidad de tocar en El Salto.

 

Dice un proverbio que si quieres ser grande debes siempre de mantenerte humilde, porque el que consigue grandes cosas, siempre lo hace con todo el corazón y es lo que caracteriza a cada uno de los integrantes de Iron Dreams, el corazón para lograr su pasión, larga vida a esta banda duranguense y recuerden que el rock es cultura.

Puedes comentar con Facebook