De rock y cosas triviales | Todo vuelve a comenzar, Caligaris regresó al circo

Raquel Carreón Lugo

Parece que se ve una luz al final del túnel, se ve un poco de esperanza y que mejor que hacerlo en medio de un espectáculo circense, con uno de los grupos más felices del mundo, tal como ellos se definen.

Todo vuelve a comenzar, la gira con la que empezaron en una nueva vida, pero no por eso significa que el rock tiene que cancelarse, sino que solo se tiene que fusionar.

A través de redes sociales pudimos observar esa magia, porque como ellos dicen en el circo los únicos que vuelan son los magos y los payasos.

La forma es totalmente diferente de la manera acostumbrada, los abrazos y besos están totalmente prohibidos, donde además muy alejados los unos a los otros, en todo momento con el cubrebocas, pero si querían darle un trago de la cerveza lo podían hacer.

Se empezó con dos shows, fueron en el Quality Estadio, eran tantas las ganas de volver a sentir la magia que ya están programadas nuevas fechas.

Uno de los malabares más aplaudidos fue en el momento de la canción “Todos tenemos problemas”, en donde los mismos Caligaris pusieron la muestra de lo que es respetar, puesto que todos se encontraban en una silla y empezaron a bailar en su lugar sin tener contacto con nadie más, demostrando a todos los asistentes que se pueden divertir a pesar de la pandemia y con todas las medidas sanitarias.

Incluso en sus redes sociales postearon: el público más feliz y responsable del mundo, los extrañamos un montón a todos nuestros seguidores de todas partes del mundo pero es muy importante que sepan que la única forma de volver a vernos es siendo responsables y cuidándonos. Los queremos mucho, gracias por el aguante y dar el ejemplo durante el show.

Con lo anterior una vez más demuestran esa calidad y compromiso que tienen con su gente, por lo cual cada vez que escuchamos alguna de sus canciones sentimos esa gran conexión.

Asimismo se aprovechó para escuchar nuevas canciones como la de “Vivir así es morir de amor”, donde se hizo un featuring con Pedro Fernández.

Si hay algo característico de este grupo argentino, originario de Córdoba es esa sencillez y buena vibra que siempre proyectan en todos lados y así lo han hecho a lo largo de la pandemia, siempre con algo nuevo, como los en vivo en donde ellos mismos salían personificados de acuerdo a la temática tratada.

Por otra parte, nos mostraron su lado humano y familiar, ya que por estar en confinamiento, observamos su lado paternal, que dicho sea de paso, en Córdoba los habitantes de esa región se caracterizan por su felicidad y ayuda entre todos.

Si en Argentina ya se comenzaron con este tipo de conciertos, nos quedamos con la esperanza de que muy pronto en México podamos volver a esa pastillita que tanto nos hace falta, el rock, porque el rock es cultura y como los mismos Caligaris lo han dicho, TODO VUELVE A COMENZAR.

Puedes comentar con Facebook