De rock y cosas triviales | Una chispa adecuada en México

Raquel Carreón Lugo

Hace 13 años sentimos esa blanca esperma resbalando por nuestra espina dorsal, en una conjunción de magia, causalidad y destino, hace 13 años que los Héroes del Silencio hicieron su última gira por todo el mundo, y México fue uno de los países privilegiados, siendo octubre no solo el mes de las grandes lunas, sino el mes en el que pudimos ver a unos españoles juntos tal vez por última vez.

Todo un referente del rock latinoamericano, la banda española hizo historia desde un principio, ese talento que derrochaba Juan Valdivia, Joaquín Cardiel, Pedro Andreu y Enrique Bunbury era una explosión de la galaxia.

Pero como todo termina y nada es eterno, HDS se separó y con ello dejó un gran vacío en todos sus seguidores, puesto que las ganas de seguir viéndolos arriba de un escenario y esa sensación de saber de un nuevo disco dejó de existir.

Pero fue en el 2007 que nuestra vida volvió a tener una sensación indescriptible, el anuncio mundial de la gira del reencuentro, varios países tuvieron la fortuna de tenerlos, entre ellos el pueblo azteca, siendo Monterrey y Ciudad de México los escenarios de tan épicas presentaciones.

El Foro Sol, lugar por excelencia de los grandes, fue el lugar ideal para que los españoles hicieran una de las mejores presentaciones de su vida, además de contar siempre con esa fidelidad de los fanáticos mexicanos.

El set list lleno de la mejor magia que cualquiera se puede imaginar, ya que deshacer el mundo en medio de una carta que nos puede abrir la herida entre dos tierras para ser un héroe de leyenda no cualquiera lo transmite.

Asimismo, esas malas intenciones cuando se separaron por medio de un estanque de inconformidades, se pudo volver en un reencuentro en un mar adentro y así la sirena varada salió con todo para terminar bendecida, pero siempre con un poco de opio en medio de una flor venenosa y hacer esa oración que tanto nos hace falta a los seres humanos.

Tuve la oportunidad de estar en el Foro Sol, no la podía desaprovechar, esa emoción que cada uno de los asistentes mostraban desde su llegada, ya sea en metro, taxi, carro, raite, carro, es simplemente de lo mejor que he vivido, dejar a un lado esa alma obrera y estrés cotidiano lo hicieron los Héroes del Silencio.

Un ritual cada uno de los pasos dados, gente de todas las edades, incluso niños que no crecieron con su música, esa es la gran comunión del rock, pero esa palpitación incrementó más cuando se escuchan los acordes de Avalancha y al escenario los cuatro integrantes zaragozanos.

Por fortuna o por desgracia, el mundo de los celulares aun no invadían nuestra vida, así que la mejor fotografía estuvo en nuestra mente, el mejor recuerdo está en nuestra memoria para los que estuvimos y presenciamos ese hechizo y tesoro mal intencionado que terminó siendo una fiebre en los mejores brazos.

Y si algo tiene de influencia los Héroes del Silencio en mi vida, la respuesta es totalmente, De Rock y cosas triviales que cada semana escribo para desintoxicar mi alma es gracias a “las cosas más triviales se vuelven fundamentales” de Opio.

La chispa de cada uno de nosotros como esencia humana debe ser parte de una adecuación de vida, porque si le inyectamos la verdadera esencia del rock vamos a ser parte de la historia, gracias Héroes del Silencio por ser de los mejores grupos rockeros, porque el rock es cultura.

SET LIST

  • El estanque
  • Deshacer el mundo
  • Mar adentro
  • La carta
  • Agosto
  • La sirena varada
  • Opio
  • La herida
  • Flor venenosa
  • Apuesta por el rock ‘n’ roll
  • (Más Birras cover)
  • Héroe de leyenda
  • Con nombre de guerra
  • No más lágrimas
  • Nuestros nombres
  • El mar no cesa
  • Entre dos tierras
  • Maldito duende
  • Iberia sumergida
  • Avalancha
  • Oración
  • Tumbas de sal
  • La chispa adecuada
  • Tesoro
  • Malas intenciones
  • En brazos de la fiebre

 

Puedes comentar con Facebook