De rock y cosas triviales | Una fabulación perfecta, ácida y ¿real?

Raquel Carreón Lugo

A todas esas personas que somos seguidores de Nacho Vegas, no solo por su música, sino el trasfondo de sus letras, ya podemos celebrar el single de su nuevo disco, con la canción “Fabulación”, en donde definitivamente presenta reales hechos imaginarios, todo como consecuencia de un problema mental o psicológico, o tal vez para tratar de engañar a alguien respecto de algo.

En otras palabras la fabulación, no necesariamente la que nos deleita Ignacio de González Valencia es un invento de un suceso con la intención de engañar o como consecuencia de un padecimiento mental.

“Fabulación” es el adelanto de Oro, Salitre y Carbón, una melodía llena de inventos, pero que parecen reales, nos muestra diferentes ejemplos de todas esas falsedades que vemos diariamente, esas falsedades que invaden nuestras vidas y esas falsedades de las que están llenas la sociedad.

El cantante español nacido en Gijón en 1974 se ha caracterizado por su música de protesta y tremendamente hermosa depresiva, Nachín ha demostrado que gracias a esa tristeza inmensa en la que ha estado sumergido desde la muerte de Simón, la música es su escaparate y es por eso que nos regala hermosas melodías llenas de unas letras lúgubres y caóticas fusionadas en perfección.

Sus canciones siempre han desatado comentarios, si bien fabulación no es el desamor de pareja que tanto nos encanta escuchar en los momentos más tristes, es una fabulación perfecta para encontrar las palabras mágicas en medio de una muerte anunciada.

Nacho Vegas dijo que: se van sucediendo en forma de enumeración caótica diferentes ejemplos de las falsedades que se crean en torno a nuestras vidas y nuestra sociedad, no basta con mentir; hay que crear un relato que resulte convincente por obsceno que pueda parecer. Hay que fabular. Por suerte hay ocasiones en las que la cultura nos revela las verdades incómodas que se ocultan bajo tanta fabulación.

Hasta el momento la discografía de Nacho Vegas es Actos Inexplicables en 2001, Cajas de Música difíciles de parar en 2003, Desaparezca aquí en 2005, El manifiesto desastre en 2008, La zona sucia en 2011, Resituación en 2014, Violética en 2018 y Oro, Salitre y Carbón en 2020.

En “Fabulación” se cuenta con la colaboración especial del violinista Jaime del Blanco, una fusión de sonidos realmente excitante, aunque sea un charco inmundo de pura invención.

Pero en México hay fabulaciones magistrales, las vemos y escuchamos todos los días, el mundo en calma es fabulación, incluso las propias canciones son fabulación, el mundo enfermo será fabulación, nuestro amor eterno por Nacho Vegas será fabulación, nuestra feroz tristeza e incluso nuestra fingida felicidad será fabulación, la inmensa belleza de un concierto en vivo será fabulación.

Pero las canciones tienen alma o nosotros les damos alma, tal vez es pura fabulación, pero podemos engañar sin hostilidad, incluso esa meritocracia sobre todo en “puestos” de gobierno nos hace dudar si es una fabulación, realmente estamos en guerra o es una las más grandes fabulaciones, en verdad la tierra no es plana, o lo que llaman vida no será que simplemente es una fabulación, ustedes como saben que esto que estoy escribiendo no es fabulación.

 

 

Puedes comentar con Facebook