Durango en el tiempo | EDIFICIO DE LA UJED

Por: Oscar Luna G.

El hablar de universidades en la ciudad de Durango, resalta el nombre de la Universidad Juárez del Estado de Durango, una de las escuelas principales de este lugar, universidad pública que está formada por diversas facultades, tales como la facultad de Derecho, Medicina, Psicología, Contaduría, Trabajo Social, Filosofía, entre muchas otras.

Las oficinas centrales de esta gran universidad están en uno de los edificios más emblemáticos y lleno de historia de Durango, que quizá muchas veces hemos asistido a estas oficinas ya sea a realizar algún trámite o a alguna reunión, y no nos percatamos ni hemos apreciado el gran valor histórico que este esconde, es por ello que en esta ocasión me gustaría platicarles acerca de este edificio.

El primer propietario de este solar donde se encuentra actualmente el edificio, fue Juan Zubia Pacheco, familiar de Alonso de Pacheco, quien trazó la villa de Durango en 1563. Su viuda Eufrasia Vásquez vendió en 1596 las casas a los miembros de la Compañía de Jesús para que establecieran su residencia. Los jesuitas establecieron la primera escuela de primeras letras para que los hijos de los vecinos aprendieran las primeras letras. En 1632 la escuela adquirió la categoría de Colegio de Guadiana gracias a las donaciones del canónigo Francisco de Rojas y Ayora, así como de Juan de Nava.

Al anexarse en 1715 el seminario conciliar al colegio jesuita, se construyó un edificio que ocupaba longitudinalmente la actual calle de Cinco de Febrero, llamado el Colegito de San Pedro. Para 1748 los jesuitas iniciaron la construcción del llamado Colegio Nuevo al lado izquierdo del templo, mismo que no estaba concluido para 1767, año en que los jesuitas fueron expulsados de los dominios del rey de España.

El edificio de los expatriados fue entregado a la diócesis y ocupado por el seminario. El obispo Antonio de Macarruya y Minguilla terminó las obras, especialmente la portada, realizada por Ignacio Morín. El obispo puso entonces sus armas en el cubo de la escalera como actualmente se encuentra, ese escudo que está en las escaleras principales del edificio.  Por su parte, el obispo Lorenzo de Tristán mandó construir en 1795 el Colegio de los niños cantores de catedral, en el terreno anexo al seminario, edifico que está ubicado en la esquina de las hoy calles 5 de febrero y Pino Suarez.

El seminario permaneció en ese lugar hasta 1856 en que el edificio fue desamortizado tras las Leyes de Reforma y tres años después fue ocupado por el Colegio Civil del Estado. A partir de este año inicia la historia de la Universidad en este lugar, pues recordemos que su antecesor era el Colegio Civil, dicho colegio tenía una gran concurrencia de alumnos, grandes personajes que después destacan en las carreras artísticas, políticas o deportivas fueron alumnos de este lugar.

En 1872 esta institución tomó el nombre de Instituto Juárez en honor al recién fallecido presidente de México, Benito Juárez, de igual manera siguió teniendo una gran concurrencia de alumnos duranguenses, con este nombre se mantuvo esta institución 85 años hasta que el 21 de marzo de 1957, año en que fue creada la Universidad Juárez del Estado de Durango, misma que hasta la fecha está vigente.

Es interesante conocer la historia de este edificio, como de ser el lugar residido por religiosos, paso a ser el edificio sede de esta gran universidad, quizá muchos ya nos habíamos hecho las preguntas del porque una iglesia estaba tan cerca a estas oficinas, o a quien pertenecía el escudo en las escaleras principales, pues en este artículo conocimos la respuesta a esta y muchas dudas más.

Hoy el edificio aun luce reluciente, con el templo anexo compartiendo el atrio que da el acceso a ellos, con una vista hacia la Plaza Fundadores, siendo el escenario fotográfico de todos los graduados de la Universidad, pues al egresar todos desean tomarse una fotografía en alguno de los espacios de este edificio, felices por el logro obtenido.

Espero que comencemos a valorar más este gran edificio, una joya arquitectónica de nuestra ciudad, en el primer cuadro de nuestro centro histórico, el edificio cede de esta universidad, se ha convertido en un atractivo para los turistas y duranguenses, pues quien no se enamora del bello edificio de la Universidad Juárez.

Puedes comentar con Facebook
Anuncios