Durango en el tiempo | ESCUELA REVOLUCIÓN

Por: Óscar Luna G.

Escuela Revolución en la ciudad de Durango, aquel lugar donde se dice que espantan todas las noches, aquella escuela que también se menciona  fue construida sobre un cementerio. Esto y más es lo que se dice sobre dicha escuela ubicada en la esquina noroeste de la calle Urrea y Gómez Farías. Pero, ¿estos datos trasmitidos de generación a generación son ciertos?, en esta ocasión les platicaré acerca de los datos históricos de este lugar y su impacto social en los años 30s del siglo pasado.

Si nos transportamos al primer cuarto del siglo XX en Durango, nos daremos cuenta que existían muy pocas instituciones educativas en esta ciudad, esto por diversas razones, primeramente la demanda de alumnos no era extensa como hoy en día, ya que la población era muy pequeña y no eran necesarios tantos centros educativos. Otras de las razones es que en México había surgido la Revolución Mexicana y esto ocasionó un declive económico en todo el país que no permitió abrir nuevos edificios públicos ni la construcciones de ellos.

Ya para los años 30s en Durango se va a tener un auge en la educación, ya que se inauguran dos centros educativos muy importantes: la Escuela Guadalupe Victoria y la Escuela Revolución. Lo interesante de estas dos escuelas es que las sedes de ambas son planeadas y construidas desde un inicio, ya que las pocas escuelas que hasta esa fecha existían en la ciudad, el lugar donde eran albergadas no fueron construidos desde un inicio para escuela sino que fueron adaptados y esto afectaba un poco al funcionamiento de ellas.

La Escuela Revolución se comienza a construir en los años 30s, al sur del centro de la ciudad, en el tan emblemático Barrio de Tierra Blanca, que dicho barrio tenía el problema de estar aislado del centro histórico, ya que estos dos eran divididos por la  Acequia Grande, que corría de oriente a poniente, haciendo que el único acceso fuera el Puente de Loreto y el Puente de Cantarranas. A la par de la construcción de la Escuela Revolución también inició el proyecto de elaboración de un nuevo puente sobre esta Acequia Grande, que permitiera el acceso con mayor facilidad a los alumnos que ingresarían a dicho centro escolar.

Este puente se construye donde terminaba la calle de Urrea y ambos trabajos de construcción son acelerados con presupuesto del gobierno del Estado y ambos son inaugurados en el año de 1936, mediante una gran celebración de inauguración a donde acudieron un gran número de Duranguenses para presenciar dicho acto. Que para muchos era la primera vez que presenciaban una inauguración de un centro escolar, ya que cómo mencione al inicio, en la ciudad de Durango para 1936 no se había dado la construcción de muchos centros escolares.

La Escuela Revolución, se integra de una planta de dos cuerpos en escuadra cuyas líneas giran hacia el centro y se cortan en diagonal, la fachada principal compuesta de dos plantas de forma ochavada, una escalinata de cantera da acceso a la fachada, por la se llega a un vestíbulo que distribuye la circulación hacia a cada ala y al segundo nivel por medio de dos escaleras de concreto con imitación de granito. Al frente de la fachada la adorna un jardín, donde al centro de él se encuentra una escultura de tamaño natural de una mujer que de la mano lleva a un niño a la escuela. Muros de tabique, cornisas, pasamanos y adornos de cantera, consta la construcción.

Mencionar que este centro es único en su estilo en todo el Estado, ya que se compone de un estilo nacionalista-regionalista que la hace única a las de más escuelas, ya que cómo fue construida en los años 30s, en estos años en México se estaba dando el estilo Art-deco en las construcciones y en Durango si hubo bastantes construcciones de este tipo impulsadas por el gobernador Roauix, sin embargo este centro educativo decidió tener su propio estilo arquitectónico. En su diseño resaltan figuras indigenistas como grecas, figuras piramidales entre otras.

Definitivamente es una joya arquitectónica está escuela, somos afortunados de tener una edificio de este tipo en nuestra ciudad, con 86 años de servicios la Escuela Revolución aún sigue funcionando con un gran número de estudiantes que se cultivan en sus aulas, rodeados de algunos murales de los años 40s y 50s que fueron pintados y aún se resguardan en el interior de dicho centro.

Quisiera aprovechar la ocasión para desmentir lo que por muchas décadas se ha dicho, acerca de que en este lugar fue el Hospital Civil de la ciudad y después albergó la escuela, esto es erróneo ya que cómo mencionó este fue construido desde un inicio para albergar la escuela, jamás albergó un hospital cómo se ha mencionado, tampoco se tiene un documento donde se asegure que aquí existía un Panteón en siglos pasados, esto hasta la fecha también es un dato erróneo, ya que no es comprobable.

El tema paranormal, lo respeto no puedo asegurar si es verídico o no, ya que jamás he presenciado algún acontecimiento de este tipo en esta escuela. Existen muchas personas que platican han escuchado ruidos por las noches, han visto siluetas de personas misteriosas, etc, etc. Son sus experiencias que quizá sean verdaderas, lo único es que no debemos de atribuir estos acontecimientos con la idea que son los pacientes que fallecieron en el hospital o las almas del panteón que había, ya que vuelvo a mencionar aquí jamás fue hospital, ni se tiene antecedente de algún panteón en este lugar.

La próxima vez que transiten por esta escuela o inclusive la visiten al llevar a sus hijos, recuerden estos datos históricos, recuerden lo importante que es dicho centro educativo por esta amplia historia que tiene que la vuelve única en su tipo, con más de ocho décadas de servicio aún luce impecable e imponente está Escuela Revolución.

Puedes comentar con Facebook
Anuncios