Durango en el tiempo | Kiosco Principal

POR: ÓSCAR LUNA.

Visitar municipios o estados de la República Mexicana, definitivamente es un deleite visual, una degustación gastronómica y una experiencia única, ya que cada uno de los lugares se identifican con algún toque diferente, colores, olores y sabores son lo que los hace diferentes y únicos. Pero en algunos elementos muchas veces coinciden, por ejemplo en todos tener su iglesia principal, generalmente frente alguna plaza o jardín, rematado por un kiosko que las adorna, son unos elementos que se puedes apreciar en la mayoría de los lugares de México. Precisamente de estos quisiera hablar el día de hoy, contarles acerca de la importancia que estos kioscos tenían en el siglo pasado y que quizá ya hoy en día no les damos mucha importancia, pero el kiosco representaba un espacio social en nuestra ciudad.

En la ciudad de Durango tenemos un bello Kiosco que adorna el centro de nuestra Plaza de Armas, luciendo reluciente con su cantera rosada y su altura, que sin duda a propios y extraños no deja de sorprendernos, pero; ¿desde cuando existe este y cuál es su historia?. Para poder hablar de él, necesitamos mencionar la historia de la Plaza de Armas, que a través de los siglos se ha ido destinando para diversas actividades, por ejemplo en la época colonial se usaba que al centro de estas plazas se colocaba una horca y una pica, símbolos de soberanía del Rey, esto era un ejercicio de poder, para demostrar su autoridad aunque él se encontrara del otro lado del mundo.

Posterior a la época colonia se decreto la eliminación de estos símbolos de soberanía, ya que nos convertimos en República, y para mediados del siglo XIX con el motivo de las rebeliones que se habían suscitado en nuestro país, se determinó que este amplio lugar, se convirtiera en campo de adiestramiento militar, por ello nació el llamarle Plaza de Armas, por el lugar de entrenamiento en el que fue convertido. Esta plaza era adornada por un gran monumento de un águila.

Ya para principios del siglo XX, este monumento fue sustituido por el primer kiosko que existió, un kiosko muy pequeño de estilo morisco. Existen varias fotografías de época donde muestran este kiosko, pero no duró muchos años, ya que tiempo después fue sustituido por uno nuevo, de mayores dimensiones y decorados, y estos kioscos dieron pauta a que se realizaran eventos culturales o artísticos es ellos, y de esta manera comenzaron a ser frecuentados por los duranguenses, haciendo que esta plaza se convirtiera en un espacio social visitado por muchos.

Para los años 50s se proyecta la construcción de un nuevo kiosco, se comenzó la elaboración de él y para el año de 1952 estaba terminado en su totalidad, fue fabricado en cantera rosa traída de Zacatecas, en forma de dodecaedro con los nombres de doce ilustres duranguenses que destacaron en la rama del arte de la música, su nombre fue colocado en la parte superior de cada arco, como un homenaje a la trayectoria de cada uno de ellos. Entre los nombres que podemos encontrar en este kiosco son los de: Silvestre Revueltas, Fanny Anitúa, Alberto M Alvarado, Ricardo Castro, Luis Baca, Manuel Herrera, Velino M Preza, Alberto Amaya, Francisco Fournier, Melquiades Campos, Belem Santa María y Arturo Lugo.

Fue erigido al centro de la plancha, rodeado por cuatro grandes jardines, a los que se les agregaron diversos tipos de fuentes, desde las de cantera, hasta grandes espejos de agua contemporáneos, siendo que la remodelación total que llevó casi dos años de intervención luego de que la cantera del kiosco fue traída desde la zona de Zacatecas por instrucciones del Arq. Gómez Palacio y fue inaugurado por el Gobernador de ese entonces Enrique Torres Sánchez.

Una vez que se inauguró este bello kiosco se comenzaron a realizar actividades en la parte superior, cómo la tradición de que por muchas décadas la Banda del Estado de Durango tocará cada jueves y sábado, haciendo un ambiente de tranquilidad y una experiencia bella el ir a la plaza a escuchar a la banda que tocaba desde el kiosco. Este lugar ha sido testigo de grandes acontecimientos pues se encuentra en el punto central del centro histórico y frente a él se han realizado, plantones, mítines políticos, eventos culturales, conciertos de todo estilo de música entre diversas situaciones.

Mencionar que al día de hoy se ha convertido en una tradición decorar este kiosco en diversas épocas del año referente a alguna festividad, como navidad, día de la independencia, la conmemoración del día de la mujer o algunos otros eventos, visten al kiosco dependiendo la ocasión y es frecuentado para tomarse fotos frente a él.

Lamentablemente hoy en día ya no toca la Banda del Estado desde él, y se ha abandonado un poco en cuestión de proyectar espectáculos, se ha vuelto un lugar abandonado ya nadie sube, pero por otra parte no existe turista que visite la ciudad y no tome una bella fotografía o postal donde salga este bello lugar, todos quedan maravillado de su encanto.

Hace más de 200 años se tenia una horca y una pica al centro de esta plaza, posterior se usó para adiestramiento militar y hoy es un espacio social-familiar donde todos transitan tranquilamente disfrutando de las vistas. Qué interesante saber esa fusión que se tuvo a través de los años, la pregunta es; ¿qué función tendrá en un futuro?

La historia de nuestra ciudad jamás deja de sorprendernos, cada vez aprendemos más de estos interesantes temas, la próxima vez que transiten frente a este kiosco recuerden estos interesantes datos que mencione y lean cada uno de los personajes del arte a los que se les rinde homenaje. 

Puedes comentar con Facebook
Anuncios