Durango en el tiempo | LA CONQUISTADORA

Por Oscar Luna G.

Como ya habíamos explicado en artículos pasados, Durango ha tenido décadas donde la economía y el comercio fue aumentado, donde se abrieron unas serie de negocios que perduraron por muchos años, dichos negocios y lugares que marcaron la vida cotidiana de muchos duranguenses, pues recuerdan con alegría como iban a comprar desde artículos básicos hasta el articulo más complejo.

Un claro ejemplo de estos comercios que marcaron el Durango antiguo, fue sin duda la tan conocida Conquistadora, extinta ferretería que nace en los años 20s del siglo pasado, hace 99 años un 22 de septiembre del año de 1922, así se anunciaba en los periódicos de la época la recién inaugurada ferretería en la ciudad de Durango.

Fue fundada por el Sr. Francisco Tapia y se considera que fue el  primer lugar en su tipo, dedicado a la venta de peletería y calzado. El Sr. Tapia solo estuvo al frente de este negocio durante 6 años, hasta 1928 cuando esta negociación paso a manos del Sr. Jesús H. Martínez, distinguido empresario de la sociedad de Durango en el siglo pasado.

Esta ferretería estuvo en sus inicios en la calle 5 de febrero, esta calle tan característica por albergar la mayoría de los comercios de Durango desde la época de la colonia, y aquí se vendían desde artículos de madera, cristalería, mercería, peletería, papelería entre muchos objetos más para el hogar o para algún regalo.

Era uno de los únicos lugares en Durango que se podían encontrar una serie de productos electicos, no muy comunes en aquellos años, pues apenas comenzaba la sociedad a familiarizarse con la electricidad tras su llegada años atrás. Me atrevo a decir que la ferretería La Conquistadora era la competencia entre La Suiza, una ferretería donde también se encontraban una variedad de artículos.

Estos dos centros de comercio fueron los que mantuvieron el rubro de la ferretería por muchas décadas en Durango, y además generaban una serie de empleos en la ciudad de Durango, pues hasta la fecha existe gente que recuerda con alegría que fueron empleados de esta ferretería, ya sea que atendían algún departamento, en el almacén u ordenando mercancía.

Muchos recuerdan como lucia la entrada de la conquistadora reluciente con una gran afluencia de clientes. En este lugar con el numero 214 ote., de la calle 5 de febrero, ya para finales del siglo XX, esta fue trasladada a la privada del Parque Nuevo, a un costado del callejón que da entrada al tan conocido Pasaje, aquí estuvo esta ferretería hasta el día de su cierre.

No sabemos con exactitud cuál haya sido el motivo de su cierre, podemos suponer muchas cosas, mas no sabemos la versión original, lo que si es que el cierre de la Conquistadora dejo un gran vacío en el recuerdo de muchos Duranguenses, cuando se anunció su cierre, la ciudad quedo sin palabra, no podían creer que después de más de 90 años de haber estado en pie, la conquistadora cerraba sus puertas para siempre.

Hoy transitamos por la calle 5 de febrero donde anteriormente estaba esta ferretería y vemos ya convertido en algunos locales el lugar donde estuvo, y transitamos por la privada del Parque Nuevo y luce ya con un nuevo comercio el local donde estuvo la conquistadora, vaya recuerdos! Quizá como bien dicen, en esta vida todo es un ciclo, pues de esta manera termino el ciclo de la tan renombrada ferretería La Conquistadora.

En este artículo recordamos a todas aquellas personas que hicieron posible su permanencia por tantos años, aquellos que envolvían regalos cada 10 de mayo en su interior, aquel hombre que subía a los estantes a buscar un clavo, unas pinzas o la mujer que buscaba sus tijeras para cortar la tela que el cliente pedía.

En días pasados recorrí el Panteón de Oriente y tuve la oportunidad de conocer la tumba donde descansan los restos del Sr. Jesús H. Martínez, aquel hombre que gracias a su visión y emprendimiento esta ferretería pudo permanecer en función, y vaya vueltas que da la vida pues después de vivir días tan ajetreados en la ferretería, ahora descansa tranquilo desde su sepultura. Espero la próxima vez que transiten por estos lugares, recuerden con alegría a la tan renombrada ferretería La Conquistadora, y CIA de S.A.

Puedes comentar con Facebook
Anuncios