Durango en el tiempo | LA ÚLTIMA BATALLA DE INDEPENDENCIA

POR: OSCAR LUNA G.

Estamos a días de celebrar la consumación de la independencia, el día 27 de septiembre se estarán cumpliendo 200 años que esta lucha fue consumada, misma que inicio en el año de 1810, tras el grito de Dolores por el padre Miguel Hidalgo, que lamentablemente ya no estaba con vida para poder ser testigo de esta consumación en el año de 1821.

Para poder llegar a la consumación, tuvieron que pasar 11 largos y arduos años de luchas en diferentes partes de nuestro México, en el caso de Durango, este suelo fue testigo de la última batalla de guerra de independencia que se realizó el día 30 de agosto de aquel año. En la parte trasera del convento de San Ignacio en la actual calle de Negrete, se vivió esta última lucha.

Un punto céntrico que actualmente podemos visitar y quizá muchos de nosotros transitamos constantemente por este lugar sin imaginarnos la historia que esconde, en este artículo me gustaría platicarles acerca de esta interesante batalla que Durango fue testigo.

Para el año de 1821, llego a estas tierras el comandante militar de Nueva Galicia, tras la derrota que se había suscitado en aquel lugar, siguiendo su paso también arribo a Durango, el comandante insurgente Pedro Celestino Negrete, el ambiente era tenso, pues ambos estaban en espera de un encuentro de armas, comenzaron a buscar donde instalar sus cuarteles militares, para estar preparados.

Celestino eligió instalarlo en el convento de San Ignacio, anexo al templo de San Agustín, recordemos que en aquel tiempo, los lugares sagrados eran respetados, por lo que Celestino pensó con estrategia, en caso de que comenzaran a ser derrotados, pues su número de hombres era menor, ellos respetarían el lugar religioso y no entrarían a atacarlos.

Este punto que eligió Celestino, también fue estratégico y considero yo fue lo que ayudo a que saliera victorioso, pues en la parte trasera de este convento, estaba una calle, que iniciaba precisamente en este punto, esto quiere decir que del lado poniente la calle topaba con una morada, esto ayudo a ser orillados y rodeados los hombres del comandante José de la Cruz Moya, quien atacaba a Celestino.

Pues los insurgentes dirigidos por Pedro, atacaban desde la azotea del convento y desde la tapia (barda) de este lugar, ahí trepados se encontraban disparando hacia los hombres de Moya, que como ya lo mencione fueron orillados en donde terminaba la calle y los insurgentes llevaban ventaja pues desde lo alto la visión para atacar era mayor, además de protegerse con la tapia y la torre de San Agustín.

A pesar de que los insurgentes era un número menor en esta lucha, salieron victoriosos venciendo a las tropas del general Moya, cabe mencionar que esta lucha Celestino salió herido, pues recibió un disparo en la quijada. La batalla quizá duro menos de una hora, el número de muertos no fue grande como pudiéramos imaginar, pues en los libros parroquiales solo aparecen 9 defunciones, algo que quizá suene curioso para ser una lucha armada, pero afortunadamente no se perdieron vidas de duranguenses.

Me parece muy interesante el hecho de que esta última batalla, no solo sería la última de esta causa en Durango, sino en todo México, pues días después de ella, se comenzó a formar el ejército independista de las tres garantías, tras una serie de acuerdos que busco Agustín de Iturbide.

El 6 de septiembre se llevó acabo en Durango, la entrada triunfal de las tropas ganadoras del general Pedro Celestino y tres días después el ayuntamiento y la diputación provisional de Durango, prestaron juramento a la esta causa independista en sesión solemne, y un día después el cabildo eclesiástico de esta ciudad, también presto dicho juramento.

De esta manera, Durango comienza a cerrar este ciclo de luchas tras esta causa de independencia, pues recordemos que varios personajes de Durango participaron y defendieron esta causa. Hoy solo los recuerdos quedan de aquella ultima lucha, en la actual calle de Negrete e Independencia, mismas que llevan estos nombres en honor a esta batalla.

Espero la próxima vez que transiten por este crucero recuerdes a los hombres de Celestino disparando desde la tapia de este convento, recordemos con alegría aquellos insurgentes que nos dieron la independencia que hoy en día gozamos. Seremos testigos de este año solemne por el aniversario de consumación, este mes lo estaremos dedicando a temas de independencia en Durango, porque es de gran trascendencia recordar este tema tan importante para Durango.

Puedes comentar con Facebook
Anuncios