Durango en el tiempo | Las inmaculadas de Durango

Oscar Luna G.

Desde la fundación de Durango en 1563, se han tenido distintos patronos en la ciudad, según las circunstancias por las que pasaban los habitantes. Se tiene registro que la Virgen de Uribari o Asunción, traída por el fundador Francisco de Ibarra, quien fungió como primer patrono de la ciudad.

Posterior a ella, se juraron distintos santos, conforme la ciudad fue afrontando epidemias, cambios climáticos drásticos, mortandad por alguna enfermedad, etc. Algunos patronos de Durango fueron: la Virgen de la Inmaculada Concepción, San Francisco Javier, Santa Bárbara, Santa Petronila, la Virgen de los Remedios, San Jorge, la Virgen de Loreto y la Virgen de Guadalupe.

Antiguamente, la festividad de la Inmaculada Concepción, patrona titular de la Catedral desde el siglo XVIII, cuya celebración se realiza el 8 de diciembre, era la festividad más importante del año en la ciudad. El pasado martes, se celebró el día de la Inmaculada, por lo que en esta ocasión me gustaría contarles un poco sobre la historia de las esculturas de esta virgen, y digo esculturas porque la Catedral no solo resguarda una, sino dos imágenes dedicadas a ella.

La Inmaculada Concepción de María, se jura patrona de esta Catedral y ciudad en 1620, junto con la creación del obispado de la Nueva Vizcaya, misma virgen que hasta hoy en día sigue siendo la titular de esta ciudad. No se tiene el registro de cuál fue la primer imagen de ella en Durango, pero de la que si se tiene registro es de la imagen que labra Felipe de Ureña en el año de 1749, ya que en ese mismo año se encontraba construyendo el pirámide en el altar mayor de la catedral, y por ende necesitaba una imagen de la virgen en proporciones al pirámide. Actualmente la imagen de esta virgen se encuentra en el Museo de Arte Sacro de Catedral, no es la que está en el altar principal, sino en la galería, exhibida al público.

La segunda imagen de la que se tiene registro de su llegada a la ciudad, es la virgen que acompaña al obispo Esteban Lorenzo de Tristán y Esmenota en su arribo a esta tierra en 1786, el trae consigo esta imagen guatemalteca facturada por Juan de España y esta es colocada en un altar lateral de la Catedral. Pero en 1841 cuando el obispo Zubiria y Escalante inicia las remodelaciones de catedral, son cambiadas de lugar las imágenes, quedando la imagen guatemalteca en el altar mayor y la imagen de Ureña es colocada en un altar lateral.

La imagen de Juan de España es considerada la mejor esculpida en América de estilo Barroco, y también se encuentra entre las dos mejores de México, acompañada de la virgen que se encuentra en la Valenciana Guanajuato.

También debemos de mencionar que Felipe de Ureña fue uno de los escultores y retablista más importante de México, ya que tuvo la oportunidad de ser discípulo y trabajar con el arquitecto Jerónimo de Balbás, y ambos labraron para la Catedral Metropolitana de la Ciudad de México el Retablo Mayor, el retablo del Perdón y el de los Reyes.

Es interesante conocer como en nuestra Catedral de Durango, se guardan estas dos grandes joyas, hoy en día podemos visitar y conocer ambas esculturas, la guatemalteca de Juan de España en el altar mayor, y la escultura de Ureña exhibida y protegida en el Museo de Arte Sacro, ya que en la década de los 70s del siglo XX, sufrió un atentado, por lo que se puede observar un poco su restauración y la falta de un ojo que tiene.

La celebración de la Inmaculada Concepción de María en Durango, ha sido la celebración mas importante para la iglesia durangueña desde el siglo XVII, nos remonta a esas celebraciones barrocas únicas en México, este año la celebración fue distinta, pues todo fue de manera virtual, pero con el mismo objetivo y fe.

En la década de los años 40’s, Francisco de la Maza, un gran historiador del arte, al ver la escultura de Juan de España, quedó fascinado con su belleza y la delicadeza de su esculpido, y dijo que viendo la curvatura de la virgen, parecería que esta tallada en un cuerno de mastodonte, pues como ya mencionamos su esculpido es único.

Espero tengan la oportunidad de visitar la Catedral de Durango y su Museo de Arte Sacro, y tener la oportunidad de conocer estas dos grandes joyas que tenemos, admirar cada detalles de ellas, y sentirnos orgullosos de nuestro pasado.

 

 

Puedes comentar con Facebook
Anuncios