Durango en el tiempo | Monumento a Victoria

Por: Oscar Luna G.

El día de ayer 10 del presente mes, se conmemoraron 67 años de la inauguración de uno de los monumentos más conocidos y emblemáticos de nuestra ciudad, ubicado desde 1954 al norte de esta, se encuentra mirando al oriente el monumento dedicado al general Guadalupe Victoria, quien fue el primer presidente de México. En esta ocasión me gustaría platicarles acerca de la construcción de este monumento y además hablarles un poco sobre la vida de este personaje a quien está dedicado.

Si nos remontamos a los años 50s, el lugar donde fue levantado este monumento se encontraba solitario, pues el crecimiento urbano aun no llegaba a esta zona, lo más que se tenía por estos rumbos era la iglesia de Fátima la cual para estos años se encontraba en construcción, fuera de esto, solo era un llano y la carretera hacia Parral.

Fue durante la gubernatura de Enrique Torres Sánchez, cuando se mandó elaborar este monumento, el labrado de cantera de este, fue realizado por un grupo de canteros, encabezados por el Sr. Pascual Fernández Rosales quien fue alumno del prestigiado cantero Benigno Montoya, también participaron en la elaboración las personas: Jesús y Francisco Villa, Andrés López, Hipólito González entre otros.

El modelo para la elaboración de la estatua de Guadalupe Victoria, fue el Sr. Ponciano Salas Ceniceros, en él se basaron para poder realizarla. Existe el rumor de que esta estatua se encontraba en el antiguo Jardín Victoria hoy ya ampliado y convertido en la Plaza IV Centenario, pero este rumor es erróneo ya que efectivamente si existía una estatua de Victoria en este jardín, pero no es el que está actualmente colocado en el monumento, ya que esa estatua del Jardín Victoria fue donada al municipio de Guadalupe Victoria en el año de 1963, año en el que se remodelo y se coinvirtió en plaza IV centenario, se sustituyó esta estatua por una gran placa de cantera.

Con esto podemos eliminar este rumor de que la estatua se trasladó del jardín hacia el actual monumento. Otro dato interesante es que la estatua tenía en sus manos una espada de bronce, pero esta lamentablemente fue robada en los años 60s y sustituida por la que actualmente tiene.

Cuando se inauguró este monumento a su alrededor se colocó una gran glorieta cubierta de amplios jardines, pues espacio había, pero esta con los años se fue acortando por dos cuestiones, la primera es que se tenía una gran cifra de accidentes en este lugar, porque los automóviles transitaban a una gran velocidad y como la glorieta era muy grande, ocasionaba que muchos de ellos se voltearan.

La segunda cuestión fue por el crecimiento urbano, ya para los años 70s, en esta zona de la ciudad se va a tener el crecimiento urbano, por lo que era necesario acortar la glorieta, para formar los carriles de la calle y fue así como poco a poco fue quedando como hasta hoy en día, con un pequeño jardín a su alrededor.

Quizá muchos de nosotros sabemos el dato más emblemático de Guadalupe Victoria, que fue el primer presidente de México, pero nos hemos preguntado que otros datos curiosos esconde este personaje, por ejemplo su nombre de pila que era José Miguel Ramón Adaucto Fernández Félix, mejor conocido como Guadalupe Victoria, nombre que adopto, tras su devoción por la virgen de Guadalupe y Victoria tras el triunfo de varias batallas.

El nació un 29 de septiembre de 1786 en Tamazula, Nueva Vizcaya (hoy el Estado de Durango), muy joven llego a la ciudad de Durango para estudiar en el seminario, pero no concluyo sus estudios aquí pues se trasladó a la gran capital a concluirlos en el gran colegio de San Ildefonso.

Siempre se destacó por ser estudioso, dedicado y trabajador y vaya cualidades, pues estas le permitieron ser el primer hombre convertido en presidente de México, tras la creación de la República Mexicana en el año de 1824. Hasta la fecha ha sido el único hombre de Durango que ha podido ser presidente de este país.

Victoria lamentablemente murió en Perote Veracruz en el año de 1843, sus restos se encuentras en el monumento a la Independencia, junto a los de Miguel Hidalgo, José María Morelos y Pavón, Nicolás Bravo, entre otros. El junto a todos estos hombres, son considerados beneméritos de la patria.

Sin duda alguna es un orgullo tener a este personaje ilustre en nuestro estado. En Durango lo honramos con este interesante monumento, con lugares que llevan su nombre como calles, escuelas, entre muchas otras cosas. Recordemos con orgullo cada que transitemos por este monumento al gran Guadalupe Victoria y su espada en prenda.

Puedes comentar con Facebook
Anuncios